• Actualidad Nacional
  • 14 de Jul, 2012

El comercio minorista, marcha atrás

La situación de la economía española está impactando de forma negativa en el consumo. El comercio minorista se ha visto salpicado por la contracción del gasto y son pocos o ninguno los sectores que prevén crecimientos en 2012. Al menos esta es la conclusión que puede extraerse del último análisis realizado por GfK en el mercado español. De las 10 actividades analizadas por la consultora, sólo una, estaciones de servicio, podría aumentar su valor este año. No obstante, el aumento estimado (+1,4%) no se debería a la demanda, que ha acelerado su caída en los primeros meses del ejercicio, sino a la subida del precio de los carburantes.

El vending sería otro de los pocos negocios a salvo de la crisis. Con un valor de 2.175 millones de euros en 2011, se mantendrá estable, frente al descenso del pasado año (-1,1%). Los alimentos sólidos actuarán como motor de crecimiento y aumentarán su peso en el conjunto.

Peor suerte se augura para otros sectores como el de electrodomésticos. El deterioro del negocio ha reducido los puntos de venta, por lo que las previsiones apuntan un retroceso del 8,3% (inferior al 20,4% de 2011) para una actividad que mueve 7.025 millones de euros.

En el segmento de confección ganan terreno los outlets y las ventas online, mientras el mercado estima un descenso del 3,9%, muy superior al leve retroceso de 2011 (-0,4%), que generó 15.290 millones de euros.

En perfumería y cosmética, la marca propia acentúa su presión sobre los precios, por lo que el mercado se mantiene en línea con la evolución 2011, anotando una caída de 1,4%, sólo dos décimas por debajo del año anterior, cuando facturó 7.020 millones de euros.

En joyería y relojería la demanda se dirige hacia artículos más económicos, por lo que la estimación es de -1,2%, lo que, no obstante, supone casi tres puntos porcentuales menos que la caída generada el año anterior, con un valor de 1.640 millones de euros.

Este sector, al igual que el de agencias de viajes o el de informática, con previsiones negativas de -3,3%, respectivamente, se ven penalizados por su condición de bienes prescindibles, como también sucede en óptica. Aquí, la estimación negativa alcanza el 4,4%, focalizada en las gafas de sol

Por su parte, en el sector de concesionarios de automóviles, crecen las ventas de coches usados en detrimento de los nuevos y de los servicios de taller, alcanzando un descenso estimado del 6,5%.

www.distribucíonactualidad.com

 

Si quieres compartir...