• Actualidad Nacional
  • 15 de Feb, 2012

Las nuevas tecnologías y los riesgos de inventario, a debate en la última jornada de la Ski Week

Hoy miércoles se ha clausurado la I Ski Week, iniciativa de BMC Barcelona Moda Centre, que parte con el apoyo de AFYDAD– Asociación Española de Fabricantes y Distribuidores de Artículos Deportivos-, y en la que se han dado cita alrededor de 100 profesionales del sector.

La jornada se ha abierto con un debate sobre el papel de la comunicación 2.0 en el mundo del esquí. Moderada por Panxo Pí Sunyer, editor de Surf a Vela, Esports d’Hivern y La Bilia del Outdoor, la mesa redonda ha contado con la participación de Iván Medina, socio fundador del nevasport.com, Biel Roda, socio de SDD Brandcare, Pau Duran, responsable de la división nieve de Head Spain, Elena Varea, responsable online de X-Communication y Albert Rius, director de Global Net Sports y colaborador de Tradesport.

Pese a que el deporte sigue siendo uno de los sectores más verdes en la materia, todo el mundo tiene muy claro que la red es y será clave en el posicionamiento de una marca y , sobre todo, para llegar y conocer al consumidor final. Su papel, además, es determinante en las ventas, no tanto directas, puesto que el volumen de ventas a través de la red aún es muy bajo, sino, sobre todo, como parte fundamental en la promoción de la marca y en la decisión de compra. El primer paso, en cualquier caso, es “tener un plan muy claro” que defina para qué queremos impulsar este tipo de proyectos, qué queremos obtener con ello y cómo lo vamos a hacer. Además, también es importante asumir, desde un comienzo, que no se trata de una herramienta de comunicación y marketing “barata” y que para hacerlo bien es importante invertir recursos. Cómo segmentar, qué comunicar, y saber con la mayor exactitud posible hacia donde se quiere llegar con herramientas como Facebook o Twitter son los pilares que harán que la estrategia de marca, en la era 2.0, triunfe.

Tras la primera mesa redonda se dio paso a un segundo debate bajo el título “Riesgos y la gestión de inventarios". En la mesa redonda, moderada por Jordi Maré, editor de CMD, participaron Benito García, socio fundador de Benito Sports, María España, gerente de Cuylás, Ferran Berné, responsable de compras de Outdoor y Esquí de Wala-Unipreus, y como moderador. Los participantes dejaron claro, antes que nada, que el riesgo en el mundo del esquí siempre ha existido puesto que se trata de un deporte muy estacional y las temporadas suelen ser muy cortas. La crisis, además, no ha hecho más que agravar la situación, especialmente en material duro, con una caída de las ventas importante (y el consecuente sobrestock).

Esta realidad, lógicamente, implica que tanto marcas como detallistas sean mucho más cautos a la hora de producir y de programar y, también, que haya que buscar nuevas fórmulas para “compartir riesgos”, algo que ya se está haciendo con el material duro.

Uno de los temas más candentes de la mesa redonda fue, como cabía esperar, el de los precios. Todos coincidieron en señalar que el segmento había entrado en una “rueda muy peligrosa” en la que casi se veían obligados a bajar precios incluso mucho antes de rebajas. Quejas que llevamos mucho tiempo oyendo y que básicamente obedecen a que las tiendas tienen sus almacenes llenos y que, con la crisis, o das un buen precio o difícilmente podrás vender según que artículos.

Las soluciones de cara al futuro no parecen fáciles. Hay quien planteó la necesidad de llegar a pactos entre tiendas y, también, entre tiendas y marcas, a la hora de fijar cuándo y en qué se hacen descuentos, pero es algo que ya se ha hecho con anterioridad y que no ha dado resultados (entre otras cosas porque algunos no tardaron en romper los acuerdos). La venta online como solución a la salida de los stocks se puso sobre la mesa, aunque a día de hoy es una fórmula demasiado arriesgada si no se sabe gestionar bien. Por último desde la distribución se remarcó la necesidad de que los proveedores fueran más sensibles con el stock de las tiendas a final de temporada.

Los representantes de las marcas, por su parte, también insistieron en la necesidad de que las tiendas no den el pistoletazo de salida a la guerra de precios antes de que empiece a nevar ni que se lleven a cabo ferias de venta de stocks antes de que comience la temporada de esquí porque eso perjudica a las tiendas y, también, a las marcas. Es, al fin y al cabo, un pez que se muerde la cola: si la tienda vende menos, tiene más stock y acaba comprando menos la campaña siguiente.

 

Si quieres compartir...