• Actualidad Nacional
  • 09 de Dic, 2011

El puente se salda con mucho tráfico en las tiendas... y pocas ventas

El largo y extraño Puente de la Constitución y la Inmaculada ha confirmado una tendencia que viene siendo habitual en todos los festivos en los que el comercio abre sus puertas: la afluencia masiva de visitantes no se traduce en actividad comercial. Las calles más céntricas de las grandes ciudades, como Preciados, el Carmen, la Gran Vía, Fuencarral o Sol en Madrid, y el Paseo de Gracia, las Ramblas o el Portal del Angel en Barcelona, han estado saturados todos los días en la última semana, sin embargo, las ventas no han sido mucho mejores que las de cualquier sábado prenavideño.

En Madrid, por ejemplo, el presidente de la Asociación de Comerciantes del Centro, Florencio Delgado, ha señalado que aunque la cantidad de gente frente a escaparates es espectacular, "las ventas no son exageradas". A pesar de que caminar por la zona se hace difícil por la muchedumbre, los comerciantes no detectan "grandes alegrías". Y el anticiclón que ha hecho repuntar las temperaturas disuade a los compradores de adquirir la temporada de invierno.

De hecho, la Confederación de Consumidores de Madrid (CECU) prevé una nueva caída en los presupuestos navideños para este año. La CECU sitúa el gasto por familia en 998,17 euros, un 1,7% menos que en 2010. Se trata del cuarto año de caída. En 2007 cada familia madrileña destinó 1.200 euros a las compras de estas fechas. El primer gasto son las comidas familiares, con 201 euros, seguido por los juguetes, con 175 euros. El tercer puesto es para la lotería, con 150 euros.


 

Si quieres compartir...