• Actualidad Nacional
  • 17 de Oct, 2011

Abercrombie prepara su desembarco en Madrid

Cuatro plantas en el antiguo edificio Aguas de Sevilla en la madrileña calle de Ortega y Gasset darán las bienvenida el próximo 3 de noviembre a la primera tienda en España de la cadena estadounidense Abercrombie & Fitch.  El local, ubicado en la calle Ortega y Gasset, en pleno barrio de Salamanca. contará con 1.150 m2 de superficie de venta y un jardín de 700 m2. La filial española, dirigida por Enrique Bellón Álvaro, se ubicará también en Barcelona, en la zona del Paseo de Gracia.

El grupo realizaba actividad en España con su marca Hollister, un formato más económico para un público joven , desde el mes de octubre de 2010 en que abriera el primer punto de venta en el centro comercial Xanadú en Madrid y un segundo en La Maquinista, en Barcelona. Ya en 2011, abrió en Valencia. La última apertura, el 29 de septiembre, sería en el centro comercial Marineda Plaza, en A Coruña, con una de sus tiendas más grandes en superficie, 700 metros cuadrados

Abercrombie & Fitch obtuvo un beneficio neto de 32 millones de dólares (22 millones de euros) en el segundo trimestre de su ejercicio fiscal (abril –julio), cifra que representa un aumento del 64% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. Su facturación creció un 23%, hasta 916 millones de dólares (633 millones de euros) Los datos, fueron presentados hace un mes por el consejero delegado de la compañía, Mike Jeffries, quién confía en que el buen posicionamiento del grupote permita seguir el mismo ritmo de crecimiento ante un segundo semestre con mayor incertidumbre económica en el que espera una mayor presión sobre los costes.

La cadena de moda joven, inspirada en California, nació en 1893, como empresa especializada en productos relacionados con las armas, el camping y el aire libre en general evolucionando con el tiempo hacia la moda casual con presencia en Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Italia, Alemania y España. A la flagship de Madrid, Abercrombie, con 1.073 tiendas en todo el mundo, para sus marcas Abercrombie, Hollister y Gilly Hicks. (59de ellas fuera del mercado americano) añadirá antes de finalizar el año nuevos locales en Alemania, Bélgica y Singapur.

Su enseña Hollister, terminará ejercicio con 40 tiendas fuera de Estados Unidos durante este ejercicio. Por el contrario, en su mercado doméstico, el grupo prevé cerrar entre 60 y 65 puntos de venta, al “expirar los contratos de arrendamiento” y sólo tiene previsto incorporar dos nuevas tiendas. La compañía que apuesta por el desarrollo internacional, se ha marcado como objetivo alcanzar unas ventas de 7.500 millones de dólares en 2015

Si quieres compartir...