• Actualidad Nacional
  • 07 de Sep, 2011

40.000 prendas deportivas requisadas en un golpe a la piratería en Gran Canaria

La Policía ha detenido a cinco personas en Gran Canaria al desarticular una organización dedicada a falsificar ropa deportiva, en una operación que le ha permitido incautarse de 40.000 prendas falsas, entre ellas 10.000 equipaciones del FC Barcelona, el Real Madrid y la selección española.

La organización se dedicaba a la elaboración, distribución y venta de prendas textiles de marcas conocidas, procediéndose a la Incautación de las 40.000 prendas, además de requisar 105.000 transfers, dispositivos para estampar en nuevas prendas, preparados para serigrafiar los logotipos de marcas como Nike, Adidas, Calvin Klein, Ralph Lauren, Tommy Hilfiger, Burton, Dolce Gabanna, The Simpsons, Emporio Armani, Diesel o Jack & Jones, entre otras, así como dos máquinas de serigrafiar, según ha informado la Jefatura Superior de Policía de Canarias.

La organización desarticulada estaba compuesta, presuntamente, por los cinco detenidos y por otras nueve personas que han sido imputadas bajo la acusación de colaborar a que esas prendas falsas se distribuyeran en más de un centenar de tiendas y puestos de mercadillos de las islas de Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura.

Inicio de las investigaciones en abril

Esa operación, denominada “Fullbacci”, se abrió el pasado mes de abril, al tenerse conocimiento de la posible existencia en Canarias de una red dedicada a la falsificación de ropa deportiva.

El primero de los dos registros realizados por el Grupo I de la ‘Unidad de Drogas y Crimen Organizado’, UDYCO, de la Jefatura Superior de Policía de Canarias, se llevó a cabo en un almacén de un centro comercial del municipio de San Bartolomé de Tirajana (sur de Gran Canaria), desde donde se había comprobado que se enviaban hacia otras islas del Archipiélago cajas cargadas con equipaciones de fútbol falsas.

El segundo registro se practicó en un almacén de la localidad Vecindario, también en Gran Canaria, sobre el que tenían sospechas de que podía ser el punto donde se elaboraban las falsificaciones.

Como complemento de esos dos registros, la Policía ha inspeccionado varios locales de un centro comercial de Playa del Inglés, donde se han requisado 3.000 prendas presuntamente procedentes de los dos almacenes utilizados por los falsificadores.

Un millón de euros de valor estimado

Según las primeras valoraciones de la Policía sobre todo el material incautadao se cifran en medio millón de euros el valor de las prendas intervenidas, lo que se habría duplicado ampliamente una vez se hubiera puesto a la venta al público. La Policía resalta que esta operación ha asestado un “importante golpe” a la venta de ropa falsificada, no solo por la cantidad de equipaciones requisadas, sino por la capacidad de producción que tenía esta organización y por la extensión de su red de puntos de venta.

“Esta actuación supone un verdadero balón de oxígeno para aquellos negocios que actúan ajustándose a la ley y que se veían desbordados por la competencia desleal de los precios de la ropa fraudulenta intervenida”, asegura la Jefatura Superior.

Si quieres compartir...