• Actualidad Internacional
  • 22 de Ago, 2011

Nike se compromete a ser el campeón hacia un futuro sin tóxicos.

La primera marca de ropa deportiva el mundo, Nike, ha aceptado el reto Detox de Greenpeace. El pasado miércoles, solo dos horas antes de que comenzara en Barcelona el clásico entre el Barça y el Real Madrid, Nike se comprometía oficial y públicamente a eliminar todas las sustancias peligrosas a lo largo de toda su cadena de suministro, y durante todo su ciclo de vida, antes del año 2020. Esta es la mayor victoria de la campaña para proteger el agua del planeta, y dirigirnos hacia un futuro libre de sustancias tóxicas.

Esta respuesta de Nike llega cinco semanas después de que Greenpeace lanzara su informe Trapos Sucios, en el que identifica los vínculos comerciales entre las marcas de ropa más importantes, como Nike, Adidas y Puma, y los proveedores responsables del vertido de sustancias químicas tóxicas en los ríos de China.

Nike establece un nuevo ritmo
Puma fue la primera y se puso a la cabeza, anunciando que se iba hacer “libre de sustancias tóxicas”. El acuerdo de Puma de eliminar todas las sustancias peligrosas de toda su cadena de producción les deja en la competición con el reto de cómo lo harán. Ahora, Nike y Puma son los favoritos, y Adidas va a la zaga. Nike, además, hará públicos a todos los avances, asegurando absoluta transparencia sobre las sustancias que usan y liberan sus fábricas y las de sus proveedores. Cuanto más sepa el público, más presión tendrán para acabar con la contaminación.Este gigante de la ropa deportiva también ha prometido que usará su influencia, conocimiento y experiencia para extender la eliminación de sustancias peligrosas a todo el sector textil.


 

Si quieres compartir...