• 22 de Ago, 2011

Brasil investiga a seis grupos textiles por fomentar la esclavitud

Las autoridades brasileñas investigan a seis grupos textiles por comprar supuestamente piezas de firmas que emplean mano de obra en régimen de esclavitud en el estado de Sao Paulo, tras varias inspecciones en las que resultó expedientada la multinacional española Zara. La fiscal Fabiola Zani precisó que se hallaron etiquetas de varias firmas durante una serie de inspecciones de trabajo realizadas en talleres textiles en la ciudad de Americana, en el estado de Sao Paulo, que se saldaron con la liberación de 52 personas que trabajaban en condiciones análogas a la esclavitud.

Según la fuente, citada por el portal G1, las autoridades hallaron etiquetas de las marcas de ropa deportiva Ecko, Gregory, Tyrol y Billabong, de la firma Brooksfield y del grupo de moda joven Cobra d'Agua.

Zani precisó que el 50 % de la producción encontrada durante esas operaciones estaba destinada a la empresa española Zara.

"Llamaremos a todas las marcas de las que se hayan encontrado etiquetas para que se ajusten a la conducta de toda la cadena productiva, para que no se encuentre trabajo degradante", agregó la fiscal, que precisó que el objetivo es "regularizar conductas".

De acuerdo con esta versión, los inspectores hallaron espacios improvisados, que servían también de residencia, con alto riesgo de incendio, instalaciones eléctricas sin seguridad, bombonas de gas dentro de las habitaciones y baños colectivos.

El responsable de desarrollo de los productos Brooksfield, Bruno Minelli, negó que la firma disponga de proveedores en el municipio de Americana, dijo no haber recibido ninguna notificación de la fiscalía y agregó que la firma se enfrenta a constantes casos de falsificación de sus productos.

El empresario reconoció que la empresa no dispone de fabricación propia y que se abastece con una treintena de "proveedores tradicionales".

En una línea similar se manifestó el grupo Gregory, que afirmó no producir ninguna de sus piezas, al tiempo que rechazó disponer de proveedores en Americana.

El anuncio llega un día después de que fuentes oficiales brasileñas confirmaran a Efe que el ministerio de Trabajo ha emitido 52 actas de infracción de las normas laborales contra Zara tras inspeccionar varios talleres de Sao Paulo que venden sus piezas a una proveedora de la multinacional española.

El asesor de la Secretaría de Inspección de Trabajo Renato Bignami explicó que los autos fueron emitidos contra la compañía Zara en Brasil después de haber llevado a cabo una inspección en instalaciones donde se fabricaba ropa para la firma textil AHA, que vende el 90 % de su producción al grupo español.

La inspección realizada en la ciudad de Sao Paulo arrancó después de que la Superintendencia Regional de Trabajo ejecutara la operación de Americana.

"A partir de entonces se comenzó a investigar la cadena productiva de Zara", informó ayer el inspector.

Si quieres compartir...