• Actualidad Nacional
  • 01 de Ago, 2011

La moda, el sector más afectado por las falsificaciones

El 42,48% de artículos falsificados intervenidos en 2010 corresponde al sector moda. En concreto, el 28,18% de los artículos corresponden al subsector de la marroquinería, mientras que el 14,4% al textil, según consta en el balance de intervenciones del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil contra la piratería industrial e intelectual.En 2010 se desarrollaron 3.410 intervenciones y detuvieron a 3.512 personas por delitos contra la propiedad industrial e intelectual en el año 2010. Asimismo, se incautaron de más de 9,5 millones de objetos valorados en más de 461 millones de euros.

Del total de las intervenciones realizadas, el 54% corresponde a productos que se encuadran dentro de la propiedad industrial, y el resto (46%) contra propiedad intelectual. El estudio se refiere, exclusivamente, a la mercancía intervenida, no incluyéndose el perjuicio económico derivado de la explotación en internet de derechos de propiedad intelectual no autorizados por los titulares de los citados derechos. La valoración total de la mercancía intervenida ha aumentado un 5,3% respecto a 2009 (461 millones de euros en 2010 frente a 438 millones el año anterior). Por comunidades autónomas, Andalucía y Madrid lideran el número de intervenciones totales realizadas.

Por sectores, el más perjudicado fue el de la marroquinería (28,18% del total), textil (14,4%) y juguetes (13,2%). Si bien el textil y la marroquinería son sectores tradicionales en este ámbito, es importante tener en cuenta el incremento que se ha procedido en el sector juguetes, en el que el peso de las falsificaciones es cada vez mayor con los consiguientes peligros que se producen para la salud y la seguridad.

PERJUICIOS PROVOCADOS POR LA PIRATERÍA

El informe apunta como conclusiones una serie de consecuencias derivadas de la distribución ilegal de mercancías: destrucción de puestos de trabajo y reducción de la inversión en innovación; cierre de pequeños comercios y desaparición del tejido comercial ante la competencia desleal de la venta ambulante ilegal de estos producto; riesgo para la salud y la seguridad de los consumidores; disminución de los ingresos fiscales; explotación de personas por parte del crimen organizado para llevar a cabo la distribución de estas mercancías.

Por su parte, las vulneraciones de derechos de propiedad intelectual en el ámbito físico y digital en España generan cuantiosas pérdidas al sector de las industrias culturales con la consiguiente destrucción de empleo y riqueza de un sector que genera cerca del 4% del Producto Interior Bruto español.
 

Si quieres compartir...