• Actualidad Nacional
  • 13 de May, 2011

Alex Almeda estará al frente de la nueva filial de Penalty en España

Tras varios meses buscando oficinas en Madrid y Barcelona, la marca brasileña Penalty ha cambiado su estrategia de distribución en España y ha decidido dejar de operar con la distribuidora portuguesa Sports World para crear su  propia filial en nuestro país. Penalty Iberia, con sede en Sant Just Desvern, en Barcelona, estará dirigida por Álex Almeda, un profesional con una larga experiencia en el sector y que tras su paso por marcas como Fila, Diadora o Puma (donde se ocupaba, hasta la fecha, de la cuenta de El Corte Inglés), se ha marcado como objetivo convertir Penalty en la marca líder del fútbol sala en España.

El cambio de estrategia impulsado por la marca –que no afectará a la red de ventas-obedece al “gran potencial que el fútbol sala tiene en España y a las posibilidades que tiene la marca para ganar terreno en nuestro mercado. No hay que olvidar que Penalty es el balón oficial de la Liga Nacional de Fútbol Sala  y que su imagen de marca en nuestro mercado ya es importante”.

En cuanto a los objetivos que se ha marcado Penalti a corto y medio plazo, Almeda señala que “además de liderar la categoría de fútbol sala, la marca quiere consolidarse como una de las grandes referencias en la categoría de las pelotas. Nuestra imagen, en España, está asociada al fútbol sala, pero a nivel mundial somos uno de los grandes líderes en la fabricación y distribución de balones en varios deportes, y eso es lo que pretendemos lograr en España”.

Si quieres compartir...