• 12 de Abr, 2011

Dura crítica del CEO de Timberland a la política ambiental de su competidora PUMA

La semana pasada la empresa Puma anunció la puesta en marcha de una nueva política ambiental, Environmental Profit and Loss (EP&L),  que le permitirá medir y monetizar el uso de servicios de ecosistemas y su huella ambiental. Jeff Swartz, CEO de Timberland, a través de un post en su blog titulado “La sustentabilidad necesita liderazagos, no posturas” criticó que Puma insista en “inventar la rueda”, que presente su política ambiental cómo “pionera” y “primera en el mundo” cuando en realidad “durante más de una década, un grupo de competidores han estado haciendo un trabajo serio para construir la sostenibilidad en la industria de la moda.

El Grupo PPR anunció la semana pasada que su marca de indumentaria deportiva Puma ha comenzado a aplicar una metodología que le permitirá medir y monetizar el uso de servicios de ecosistemas y su huella ambiental. Será, según fuentes de la empresa, el paso inicial hacia mensurar el impacto económico total en el ecosistema de la marca Puma y toda su cadena de valor, cuando en un futuro cercano publique el primer informe de rendición de cuentas denominado en inglés Environmental Profit and Loss (EP&L) 

En su blog Swartz lamenta con ironía que Puma no tenga en su gabinete de prensa gente tan creativa como en su Departamento de Diseño. Critica que la empresa presente como "innovador", "pionero" y "primicia mundial" su plan ambiental.

“Durante más de una década, un grupo de competidores han estado haciendo un trabajo serio para construir la sostenibilidad en la industria de la moda. Eres más que bienvenida a unirse a la Outdoor Industry Association’s Eco-Working Group, que ha estado trabajando los últimos años para crear un sistema de medida estándar para el impacto medioambiental de los productos. O bien, pueden conectarse a la Apparel Coalition, que cuenta con miembros fundadores de la talla de Gap, Nordstrom, Adidas y  Patagonia, que están tratando de crear normas coherentes sobre cómo la industria del vestido debe enfocar la sostenibilidad”, invita Swartz.

Hace referencia a que un grupo de importantes marcas de ropa y calzado, minoristas, fabricantes, ONG, expertos académicos, y la Agencia de Protección Ambiental de los EE.UU. puso en marcha el 1º de marzo la Sustainable Apparel Coalition. Esta iniciativa trabajará con un enfoque de colaboración en reducir los impactos ambientales y sociales de la industria textil y del calzado a través de, entre otras acciones, un único índice de Sustentabilidad que lanzarán a prueba durante 2011.

“Si usted es serio en sostenibilidad, debería tener una cierta comprensión y conocimiento de las mejores prácticas existentes. Teniendo en cuenta los obstáculos de la confusión de los consumidores, y la inacción del gobierno, no hay tiempo para que cualquiera pueda reinventar ruedas que ya están rodando en la búsqueda de la sostenibilidad”, culmina el CEO de Timberland con dureza.

 

Si quieres compartir...