• Actualidad Nacional
  • 14 de Mar, 2011

Un estudio pone de manifiesto el gran tráfico que genera la venta de falsificaciones de artículos deportivos en la red

MarkMonitor, uno de los principales proveedores de soluciones de protección de marcas, ha publicado una edición especial de su Índice Brandjacking centrada en la venta ‘online’ de ropa deportiva falsificada. El informe revela cómo los presuntos falsificadores atraen al menos 56 millones de visitas anuales a portales de comercio electrónico y venden anualmente casi 1,2 millones de camisetas supuestamente ‘pirateadas’ a través de portales de comercio electrónico y webs de intercambio entre empresas (B2B).

 
Para realizar el informe, MarkMonitor ha analizado cinco marcas deportivas importantes de las ligas de deporte estadounidenses y las competiciones internacionales, para determinar quién se estaba aprovechando de dichas marcas en el comercio y la promoción online de ropa deportiva de procedencia dudosa. El análisis se llevó a cabo durante el cuarto trimestre de 2010 y se centró los canales de distribución y promoción online, así como portales de mayoristas y de venta al consumidor (B2C), utilizando 300 combinaciones de palabras clave para activar anuncios de búsqueda pagada en los principales buscadores.
 
Los estafadores encuentran en el Internet una oportunidad fantástica para beneficiarse de la pasión y lealtad de millones de aficionados a los deportes, aprovechándose en línea tanto de las marcas como de los aficionados”, explica Frederick Felman, Director de Marketing de MarkMonitor. “Estos estafadores compiten con los anunciantes online y los sitios de comercio electrónico legítimos, elevando los costes para las marcas y confundiendo a los aficionados.
 
El estudio identificó más de 1.300 sitios Web de comercio electrónico que vendían camisas y camisetas dudosas que aparecen con una o más de las 5 marcas analizadas en el estudio. Estos portales atraen más de 56 millones de visitas anuales y venden aproximadamente 800.000 unidades al año. La inmensa mayoría de estos sitios estaban vinculados a registradores de dominio chinos.
 
Asimismo, el estudio descubrió más de 4.000 proveedores individuales no autorizados que parece que están ofreciendo falsificaciones a través de doce plataformas de intercambio B2B. Esta cadena de suministro está compuesta por proveedores que tienen su sede principalmente en Asia y se calcula que venden 300.000 camisetas anualmente.
Junto con su ingenio a la hora de distribuir su mercancía, estos defraudadores demuestran un gran nivel de sofisticación cuando se trata de promocionar sus sitios y atraer tráfico. Durante el periodo del estudio, MarkMonitor examinó casi 480.000 anuncios de búsqueda pagada, activados por cerca de 300 combinaciones de palabras clave y mostró que casi el 28% de dichos anuncios promocionaban artículos sospechosos, re-direccionando aproximadamente 11 millones de visitas anuales hacia sus portales. Por lo tanto, los presuntos estafadores compiten con los anunciantes legítimos para el espacio publicitario disponible, aumentando los precios e incluso pujando contra los anunciantes legítimos para obtener los mejores lugares en la red.
 
Además un 20% de todas las búsquedas que se hacen son por términos con marcas registradas, según otro estudio realizado por comScore y Yahoo Search Marketing (Overture), lo que demuestra que las inversiones que realizan las empresas en sus marcas registradas resultan especialmente eficaces para atraer tráfico. Como resultado del mercado de falsificaciones, los anunciantes legítimos tienen que pagar más por sus propias palabras clave de búsqueda relacionadas con su marca registrada y competir con los falsificadores por el tráfico en búsqueda de sus marcas.

Si quieres compartir...