• Actualidad Internacional
  • 09 de Mar, 2011

Kilian Jornet: “Han sido unos Mundiales muy duros"

Después de conseguir dos oros en los recientes Mundiales de Esquí de Montaña, Kilian Jornet reconoce en esta entrevista que estos pasados Campeonatos del Mundo han sido del todo increíbles. El atleta de Atomic reconoce que llegó a los Campeonatos del Mundo en un estado de forma excelente, una preparación que no le garantizaba ningún gran resultado, pero sí la máxima competitividad. Jornet nos da su receta: llegar concentrado a la competición, mentalizado, y, durante la carrera, saber sufrir y luchar hasta el último metro para darlo todo. Una mágica receta que le ha permitido conseguir el oro en las carreras de Vertical Race y Individual Race.  Unos éxitos deportivos que él califica como muy especiales.

¿Qué valoración haces de los pasados Mundiales. Supongo que muy buena, ¿verdad?
Sí, realmente han sido unos Mundiales increíbles. Iba con la presión y las ganas de mejorar el resultado del año pasado, pero sabía que sería muy, muy difícil. Conseguir ganar en las dos carreras más importantes ha sido muy especial.

De las dos medallas, Individual Race y Vertical Race, ¿cuál te costó más? ¿cuál te hizo más ilusión?
Quizá la de la Vertical Race. Ésta era la prueba en la que todos me daban por favorito, pero fue una carrera muy dura, muy rápida, y que se decidió en los últimos metros. La carrera individual era la que me hacía más ilusión, ya que es un título que no había conseguido nunca, y, en una carrera tan dura, muy técnica y muy luchada, no podía pedir más.

¿Qué te han parecido los Mundiales? ¿Han sido más o menos como preveías?
Han sido unos Mundiales muy duros, con unas carreras muy técnicas y unas bajadas muy duras. El nivel ha sido muy alto, y las diferencias entre los corredores han sido muy pequeñas, lo que ha hecho que tuviéramos que dar lo mejor de nosotros mismos en cada carrera. Además, el programa ha sido muy exigente. Yo corrí todas las carreras, y la fatiga al final es muy grande, en comparación a corredores que se reservaban para una sola carrera. Empezamos con la carrera por equipos, la más larga, y eso te deja el cuerpo machacado por toda la semana y, después de un día de descanso teníamos todas las carreras seguidas: Vertical Race, Sprint, Individual y Relevos.

En función de los resultados, ¿afrontaste los Mundiales en óptimas condiciones físicas y técnicas?
Sí, llegué en un momento de forma excelente, y con la motivación al 200%. La preparación específica comenzó dos semanas antes, después de la Copa del Mundo de Transcavallo. Hice una semana muy dura de 30h y 23.000m de desnivel, por montaña, en un terreno técnico y a intensidad alta. La semana siguiente descansé mucho, y sólo competí en una Vertical Race el miércoles para hacer trabajo de explosividad y ver cómo me encontraba. Por lo demás, todo el entrenamiento desde el mes de noviembre ha servido para llegar a estos Mundiales al máximo nivel, para poner el cuerpo con la buena técnica y llegar física y mentalmente preparado para las carreras. De esta forma, llegué a los Campeonatos con 210.000m de desnivel y 300h de esquí desde diciembre.

¿Cómo es una carrera de los Mundiales. Por ejemplo, las dos en las que ganaste el oro? ¿Con qué antelación llegas al lugar de salida? ¿Haces un reconocimiento, estiramientos, preparas o repasas el material antes, estudias los rivales... ?
En el caso de estos Mundiales ya conocía la zona, ya que el año pasado habíamos hecho una Copa del Mundo, y conocía las características técnicas de la carrera, el tipo de recorridos, el tipo de descargas... Después, un par de días antes de la carrera fuimos a hacer el recorrido de la Vertical y un tramo de la Individual para visualizarlo. La tarde antes de la carrera hay un briefing donde se explica el recorrido y podemos empezar a preparar el material (preparar los esquís, encerar, coger unas pieles de foca u otras, una ropa u otro, más o menos agua ...), y mentalizarse para este recorrido.
La mañana de la Vertical la salida era a las 11h30, y tuvimos tiempo para una hora antes de la carrera subir con el telesilla, hacer los últimos 250m de la carrera y bajando mirar el recorrido y hacer pruebas con las pieles de foca para decidir qué tomar en función de la pendiente y de cómo se deslizaban y resbalaban. Esto también servía de calentamiento. Después, desabrigarse, y acabar de ponerse todo el material para ir ya hacia la salida por el control de Arva y de material. Los rivales, como ya decía, son corredores que corremos unas 20 veces juntos durante el invierno y nos conocemos todos muy bien.

¿Cuándo y cómo preparas los esquís por una competición?
En los Campeonatos del Mundo no soy yo el que prepara los esquís, sino el skiman, en este caso es Gabi de Regil, que en función de las condiciones de nieve (fría, caliente, húmeda o seca) y del perfil de las descargas ( muy técnicas, pendientes, de deslizarse...) elige los tipos de cera y si se han de hacer los cantos. Nosotros le dejamos los esquís al mediodía, y por la noche los recogemos para revisarlos, comentar como les ha encerado y guardarlos para el día siguiente. También revisamos que no haya ningún problema mecánico en las fijaciones o botas, y que no haya ningún punto de fragilidad, que se pueda romper.
 
En referencia al anterior Mundial, este año, ¿dónde crees que has mejorado más? ¿Quizá bajando?
Un poco todo, subiendo cada año hay que estar más fuerte, y este año he trabajado mucho las descargas, mejorando bastante en terrenos técnicos.

En un deporte como éste, la psicología también tiene mucho que ver, ¿verdad? ¿Te consideras fuerte mentalmente?
La psicología tiene mucho que ver sobre todo en el entrenamiento, en el salir cada día, haga el tiempo que haga y te encuentres como te encuentres. En la competición hay que llegar bien concentrado y mentalizado para conseguirlo, y, durante la carrera, saber sufrir y luchar hasta el último metro para darlo todo.

Alcanzadas estas dos medallas, ¿qué victoria más te gustaría conseguir este año?
Con el Campeonato del Mundo Individual ya he conseguido todos los títulos individuales en Mundiales y Copa del Mundo. Ahora se ntentará repetir, aunque es muy difícil. En carreras por equipos, me gustaría sumar la Mezzallama y la Patrouille des Glaciers a las victorias de la Pierra Menta. Será una tarea muy difícil y al mismo tiempo motivando.

Por cierto, ¿crees que el nivel del resto de corredores españoles y catalanes es bueno? ¿Crees que se trabaja bien la base?
Sí, se ve que el nivel de base de los corredores españoles está aumentando cada vez más. En este Mundial se han conseguido logros que hace pocos años parecían imposibles: 2 dobletes en la Vertical y Individual en senior (por Mireia Miró y por mí), dos podios espoir, y 2 top10 para Marc Pinsach, un podio para Gemma Arró, Laura Ballet... Hemos acabado en el podio del medallero del Mundial, y eso es un hecho histórico. La razón de ello es el buen trabajo que ha llevado a cabo desde la base, desde el Centro de Tecnificación, hasta los equipos de la federación.

¿Te duele que tus éxitos deportivos no tengan una trascendencia mayor?
No, un éxito es interno, es el fruto de las sensaciones y emociones que sientes cuando la consigues. Es más o menos importante según el que te haya costado conseguirlo.

Y una curiosidad, ¿qué haces con tantas medallas y copas? ¿Dónde las guardas?
Se las doy a mi madre, que las guarda ...
 

Si quieres compartir...