• Performance
  • 25 de Feb, 2011

Mountain Hardwear apuesta por el OutDry en su nueva colección de guantes

Mountain Hardwear lanza una nueva colección de guantes con tecnología Out Dry, una innovación basada en el sellado de las capas externas, que asegura la impermeabilidad y la transpirabilidad de la mano, ofreciendo un guante ligero y adaptable a cualquier actividad invernal.

La principal novedad de la nueva colección es que la membrana impermeable de Out Dry está literalmente sellada a la membrana exterior de Shell, juntándose prácticamente en una sola capa. El guante se completa con una membrana aislante que se ajusta a la mano. Entre esta capa interior y la doble capa exterior queda una cámara de aire que sirve para aislar mejor la mano y concentrar el aire caliente, consiguiendo más temperatura y confort.

El hecho de sellar las dos capas externas ofrece varias ventajas, sobre todo derivadas de conseguir un mejor aislamiento. Por ejemplo, resultan más impermeables que otros guantes tradicionales, ya que la membrana impermeable (Out Dry) impide que la capa exterior se empape y acumule agua, aligerando mucho el peso del guante en caso de mojado. Esta nueva colección se desmarca así de muchos guantes tradicionales, que mantienen la mano seca, pero cuando se mojan acumulan mucha agua entre las capas externas, aumentando notablemente el peso.

La doble capa también consigue evacuar el vapor con mayor rapidez que un guante tradicional, consiguiendo una óptima transpirabilidad. En contra de lo que ocurre muchas veces, el sudor no queda atrapado entre las diferentes capas, sino que se evacua de forma rápida, consiguiendo así mantener la mano siempre seca.

Con esta innovación también se consigue aislar mejor la capa interior y la mano del viento, manteniendo intacta la bolsa de aire caliente del interior e impidiendo la entrada de aire frio.

Si quieres compartir...   

Galería