• Actualidad Nacional
  • 18 de Ene, 2011

ADICAL, contraria a la reforma del código penal en la despenalización de las importaciones paralelas

La Asociación de Importadores de Calzado y Complementos de España lamenta que con la revisión de la normativa penal no se ha aprovechado la oportunidad de tipificar el tipo de delito relativo a las importaciones paralelas. ADICAL pone de manifiesto algunas prácticas que pueden perjudicar la labor de los importadores en su distribución tanto nacional como internacional, e incluso pueden atentar contra la salud pública.

Las importaciones paralelas se producen cuando productos auténticos que han sido importados y comercializados dentro de un estado por el titular de la marca o con su consentimiento (de forma lícita), posteriormente son importados y comercializados en el mismo estado por un tercero (de forma ilícita). El problema surge cuando se importan productos auténticos de forma ilícita. Una práctica que se acentúa cuando el precio en el mercado exportador es inferior al de la importación y son distribuidos a un precio mucho más competitivo.

En España, en el ámbito civil, los tribunales finalmente siguen el principio del agotamiento comunitario del derecho de marca que se produce con la importación de productos auténticos en un estado de la comunidad, por parte del titular de la marca o de un tercero con su consentimiento.  

En el ámbito penal, antes de la reforma del Código Penal, existían ciertas discrepancias sobre si las importaciones paralelas podían constituir delito. La Circular de la Fiscalía General del Estado 1/2006 de 5 de mayo lo consideraba ilícito penal y en este sentido se han mostrado partidarios algunos tratadistas.

Sin embargo, una reciente Sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid (23  abril de 2010) no ha considerado que la importación paralela fuera constitutiva de ilícito penal. Así, con la actual reforma del código penal (que entró en vigor el pasado 24 de diciembre de 2010), la Circular de la Fiscalía General del Estado 3/2010, reconoce despenalizado como delito las importaciones paralelas.

Los miembros de ADICAL consideran que esta despenalización supone una merma en la prohibición de la importación paralela de productos auténticos, sin autorización del titular de la marca o de un tercero con su consentimiento, y por tanto de los derechos del titular de la marca. Además, esta práctica en ocasiones puede atentar contra la salud pública, ya que atendiendo al libre comercio, se impide la localización de partidas defectuosas en el mercado.

ADICAL es una entidad jurídica sin ánimo de lucro constituida para defender los intereses de los importadores de calzado y sus complementos. ADICAL llena el vacío asociativo del sector en España y pone al alcance de sus asociados los recursos necesarios para conocer y aplicar las diversas normativas internacionales, comunitarias y nacionales para la importación del calzado y sus complementos con las debidas garantías de calidad y seguridad para el consumidor.
 

Si quieres compartir...