• Performance
  • 17 de Dic, 2010

Head renueva su colección de cascos

Cuatro son las premisas que han inspirado todas las colecciones de cascos HEAD llevadas a cabo hasta la fecha: máximos estándares técnicos, confort, diseño y pesos bajo mínimos. Bajo estos cuatro grandes paraguas se sitúa la nueva línea de cascos HEAD para este 2010-2011 con la novedosa introducción, además, de dos nuevas tecnologías: Infusion y Soft Fit.

Qué es Infusion
Se trata de una tecnología basada en el uso de varias piezas y no sólo una en la carcasa exterior de los cascos VIANT y LANA.  Esa doble apuesta no exige a la carcasa poder doblarse en todas las direcciones, y por tanto, facilita el uso de un material más económico que es exactamente igual de resistente y puede absorver los impactos de igual forma que la carcasa exterior de una sola pieza.

Gracias a Infusion, HEAD puede producir cascos que cumplen con los máximos requerimientos de seguridad CE EN 1077:2077, CLASS B y ASTM F 2040 pero que, a la vez, son mucho más económicos.

Sistema Soft Fit
Si el casco no ajusta de forma exacta, su rendimiento se va a ver influenciado de forma completamente negativa, y en caso de accidente, se produciría un doble impacto.

El sistema Soft Fit de HEAD consigue que el cuello polar se ajuste a cualquier forma de la cabeza. Una vez con el casco ya puesto, un sencillo movimiento y el ajuste de la tira de velcro consiguen adaptar la talla hasta en 5 centímetros proporcionando mayor protección y confort.

La importancia del peso
HEAD ha podido constatar en sus laboratorios la importancia del peso en la seguridad general y protección que el casco nos puede ofrecer.

Soportar 50 gr de más o de menos puede parecer insignificante, pero ese peso, sumado a una completa jornada de esquí, puede ser determinantemente negativo en caso de accidente.

Nuestras cervicales habrán soportado mayor esfuerzo y habrán sufrido más desgaste, y en caso de colisión, tendrán más dificultad de mantener la cabeza a causa del cansancio acumulado. No hay que olvidar, además, que son las fuerzas de aceleración las que en caso de caída, hacen que cada gramo del peso del casco ejerza sobre la cabeza y la nuca una fuerza ampliada en hasta 250 veces.
 

Si quieres compartir...