• Actualidad Nacional
  • 30 de Nov, 2010

La Aduana española intervino 500.000 pares de zapatos falsificados en 2009

Durante al año 2009 un total de 500.000 pares falsificados fueron intervendios en las aduanas españolas. Su valor asciende a los 28 millones de euros, un 11% del total de productos intervenidos en España. Los datos han sido presentados en la jornada de ADICAL (Asociación de Importadores de Calzado y Complementos de España) por Nerea Rodríguez Entremonzaga, especialista en propiedad industrial y intelectual de la Subdirección General del Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales del Ministerio de Hacienda. La jornada de ADICAL ha reunido al sector de la importación del calzado español en Madrid.

 Los 536.280 pares de zapatos intervenidos en 2009 por vulnerar la propiedad industrial y/o intelectual representan el 11% del total de productos falsificados detectados en la Aduana española  (4,2 millones). Los pares de zapatos falsificados que han sido intervenidos ascienden a un valor aduanero de 28,1 millones de euros, el 12% del valor total de las intervenciones en nuestro país y cuyo valor en  la Aduna asciende a un total 206,1 millones de euros. El 48,1% del calzado falsificado corresponde a calzado deportivo.

En las Aduanas de la Unión Europea se han intervenido 118 millones de productos falsificados en 2009. El 47 % se destruyó directamente; el 23 % fue denunciado o demandado por el propietario de la marca; el 6% no tuvo ninguna reclamación; el 5% tiene su procedimiento pendiente; el 4% correspondía a producto orginal y el 13% restante consta como “no disponible” ante la falta de datos que atribuyan su procedencia.

Como explica Nerea Rodríguez, “la falsificación de la marca representa el 90% del total”. Patentes (4,99%), Copyrights (3,57%) y diseños y moldes (1,32%) son otras de las causas que vulneran la propiedad industrial o intelectual del producto y por las cuales se han intervenido en la Aduana. “En algunos casos, distintivos, cajas y emblemas se importan por separdo para montarlos en España”, explica.

“Hemos detectado –añade- que las importaciones de productos falsificados ahora van más fraccionadas y se importan en cantidades menores para evitar la intervención del producto. En cuanto al transporte, la vía de acceso a la Aduana ha cambiado del barco por el avión y hemos detectado un aumento importante de los productos falsificados que se envían por correo a través de compras realizadas por Internet”. Por procedencias y según los mismos datos, el 64% de los productos falsificados proceden de China, el 14% de Emiratos Árabes y el resto de países como Turquía o Hong Kong

 

 

Si quieres compartir...