• Ferias
  • 16 de Nov, 2010

El Salón Náutico de Barcelona anima las ventas

El Salón Náutico Internacional de Barcelona, que se clausura esta tarde en el recinto de Gran Via y el Port Vell, ha alcanzado sus objetivos. Pese al difícil contexto económico, ha contribuido a generar negocio y nuevos contactos, esperando que se cumplan las expectativas de ventas de los expositores. El certamen, que ha reunido la mayor oferta de náutica deportiva y de recreo de España, ha reforzado además en esta edición su importante papel como altavoz de las reivindicaciones del sector, que busca soluciones para emprender la etapa de la recuperación con garantías.

Las empresas participantes han realizado numerosos contactos que deberán materializarse en ventas en los próximos meses. "Nuestra valoración es positiva, ya que el certamen ha contribuido a animar la actividad comercial gracias a la calidad del visitante de este año. Este resultado refleja que la náutica de recreo ha dejado atrás la fase más aguda de la crisis y nos permite encarar el futuro con más optimismo", ha afirmado Luis Conde, presidente del salón. Con el objetivo de incentivar las ventas, además, el público ha contado nuevamente con productos financieros para la compra de barcos y amarres, gracias al acuerdo de colaboración con Deutsche Bank.

Por otra parte, profesionales de la náutica de recreo, representantes de las administraciones e instituciones deportivas y aficionados han elegido el salón para debatir sobre la situación del sector en España y encontrar soluciones a sus históricas demandas, como la supresión del impuesto de matriculación de las embarcaciones de entre ocho y doce metros de eslora para equiparar la fiscalidad de la náutica española a la del resto de países europeos. También se ha reclamado una mayor accesibilidad a los puertos -como, por ejemplo, con la instalación de más rampas públicas y gratuitas-  y un cambio de normativa para homologar las titulaciones náuticas.

Para Conde, "solucionar estas cuestiones contribuirá a la dinamización del sector y ayudará a las empresas a salir reforzadas de la crisis". En este sentido, coincidiendo con el salón el Gobierno aprobó un real decreto que simplifica el registro de las embarcaciones de recreo, trámite que hasta ahora podía durar varios meses. Por todo ello, señala que "el certamen ha demostrado, este año más que nunca, el importante papel que juega como catalizador de las reivindicaciones de una industria con un gran peso en la economía de nuestro país".

El Salón Náutico, que ha recibido la visita de cerca de 120.000 personas, ha vuelto a mostrar las últimas tendencias del sector, que pasan por una náutica más verde e innovadora. Durante nueve días, también se han desarrollado cerca de 200 actividades, entre las que destacan las propuestas para promover una mayor afición náutica como las salidas gratuitas en vela ligera desde el Port Vell.

La próxima edición del Salón Náutico, organizado por Fira de Barcelona con la colaboración de la Asociación Nacional de Empresas Náuticas (ANEN) y el respaldo de las principales entidades del sector, se celebrará en 2011 coincidiendo con su 50 aniversario.

 

Si quieres compartir...