• Performance
  • 30 de Sep, 2010

El petate Base Camp Duffel de The North Face® inspira una línea completa de productos

Desde su introducción en 1979, el petate Base Camp Duffel ha simbolizado la visión de The North Face®. Este producto icónico es tan sinónimo de la marca The North Face® como lo es de exploración y aventura. A lo largo de más de 40 años, The North Face® se ha dedicado a producir equipamiento técnico auténtico, animando así a varias generaciones de deportistas, que abarcan desde los aficionados de a pie hasta los profesionales más curtidos, a superar sus límites personales y a explorar los distintos rincones del planeta.

Artículo vital en toda lista de equipamiento esencial, el Base Camp Duffel ha acompañado al campo base a algunos de los exploradores y aventureros más importantes del mundo durante sus arriesgadas expediciones. Desde las primeras ascensiones de agujas de 3.000 pies de altura (aproximadamente 915 metros) durante la Expedición Aksu de 1995, culminada por Conrad Anker y sus compañeros de equipo, hasta la reciente Primera Ascensión Invernal del Makalu en 2009, hazaña histórica del italiano Simone Moro y el ruso Denis Urubko, el Base Camp Duffel es el ejemplo vivo de un producto en el que no hacen mella los años.

Diseñado en 1979 como el Soft Luggage Duffel de The North Face, pasó a ser el Vinyl Duffel en 1981. El nuevo clásico tomó el nombre de Base Camp Vinyl Duffel en 1985. Ya en 1988 este petate había dejado de utilizar su segundo apellido para convertirse definitivamente en el Base Camp Duffel. Premiado en 2009 con el codiciado galardón Editor’s Choice Gold Award de la revista Backpacker, se trata de un producto que ha mantenido su vigencia con el paso de los años debido a la excelencia de su diseño y a la calidad de su construcción. En la actualidad, el Base Camp Duffel está confeccionado con tejido TPE laminado libre de ftalatos. Considerado desde hace largo tiempo como el referente en materia de equipaje de expedición, el petate dispone de correas de corte alpino para llevar a la espalda, dos asas gemelas de mano y cuatro correas de compresión para que la carga y el transporte resulten más cómodos. Su práctica cremallera D con solapa protectora y sus dobles cintas probadoras (daisy chains) externas facilitan la tarea de hacer y deshacer el equipaje. El Base Camp Duffel se presenta en cinco tamaños, de Mini a XL, y existe en un abanico de 11 opciones de color distintas, que van desde los tonos clásicos de expedición, como el amarillo TNF® Yellow, hasta el morado Power Purple.

Diseñada para aguantar el trajín de la vida diaria, la bolsa de mensajero Base Camp Messenger Bag soporta el desgaste constante que supone transportar los artículos de primera necesidad a través de la lluvia, el barro, la nieve y el polvo del invierno. La Base Camp Messenger Bag, sumamente duradera y resistente a la intemperie, se presenta en cuatro tamaños, con una capacidad de 5 a 33 litros. Los dos más grandes cuentan con hombrera en la correa, cinturón extraíble a la cadera, bolsillos interiores y funda acolchada para el portátil. Durante la temporada navideña, la bolsa se adorna con un estampado artístico en edición limitada, aparte de presentarse en otras cuatro opciones de color.

Destinada a las aventuras urbanas, la Base Camp Fuse Box es una mochila indestructible con un borde protector semi-rígido que le otorga un perfil que recuerda mucho al de una caja. Esta mochila ofrece una capacidad de 30 litros en un compartimento principal con acceso superior y una funda acolchada para el portátil, además de un almacenamiento secundario que incluye un portadocumentos con cremallera, un neceser bajo la solapa delantera y un bolsillo oculto. Las correas acolchadas, dos para llevar a la espalda tipo mochila y una cruzada delantera, hacen que la Fuse Box resulte tan cómoda como práctica.

Para las excursiones por la ciudad o por el campus, la Base Camp Hot Shot es una versátil mochila tipo bomber hecha para durar. Su capacidad de 30 litros está confeccionada con el mismo tejido recio del icónico petate, y cuenta con correas acolchadas de rejilla para llevar a la espalda, así como un panel trasero ergonómico. Su gran compartimento principal incluye una funda acolchada universal con un puerto de hidratación, de manera que puede guardar tanto un portátil como una reserva de agua. Su compartimento secundario ofrece una organización interna intuitiva del equipamiento crítico para la aventura cotidiana: gafas de sol, teléfono móvil, carnets de identidad y cámara.

La Base Camp Seat Companion es una práctica cartera de viaje para que los aventureros se organicen mientras recorren el mundo. Su cómodo bolsillo exterior permite evitar los atascos en los controles de seguridad al proporcionar un acceso fácil a los documentos de viaje. El interior cuenta con bolsillo para teléfono móvil o reproductor MP3, ranuras para tarjeta SIM, fundas para el pasaporte y los documentos de viaje, además de un bolsillo con cremallera para moneda extranjera. Su abrebotellas metálico extraíble amplía enormemente las posibilidades de tomarse una bebida fría en cualquier polvorienta estación de ferrocarril.

La Base Camp Padded Canister es fundamentalmente una oficina móvil para aventureros, construida para organizar y proteger los objetos de valor y los aparatos electrónicos durante el viaje. El tejido exterior es totalmente indestructible y además el contenedor está totalmente acolchado, dotado de una cremallera bloqueable. Por dentro, su bolsillo de rejilla y sus cintas probadoras (daisy chains) laterales permiten que los cables, los documentos y los accesorios estén ordenados.

El versátil micropetate sirve perfectamente de bolsa de aseo. Con la misma cremallera D con solapa protectora y asas gemelas de mano que la versión grande, el Base Camp Travel Canister cuenta con bolsillos internos de rejilla y una pinza con gancho y refuerzo, lo que facilita la tarea de lavarse los dientes o de sacar las lentillas.

Combinando la comodidad de una chancla, la durabilidad del tejido Base Camp y la tracción de una bota de invierno, se ha creado la NSE Traction Mule para Hombre y para Mujer. Inspirada por el calzado aislante del campo base utilizado por los montañeros en sus momentos de descanso, esta abrigada zapatilla proporciona el aislamiento de un plumón de 450 fill y una pala de náilon indesmallable (ripstop) impermeable. El revestimiento interior de EVA cuenta con plantilla antimicrobiana; su suela de goma reciclada al 40% ofrece una tracción excelente sobre nieve y hielo. Incluso aunque tu campo base sea el salón de tu casa, la Traction Mule resulta perfecta para salir de excursión a la vuelta de la esquina a buscar el periódico... y luego acurrucarse en el sofá para leerlo.
 

Si quieres compartir...