• Performance
  • 10 de Sep, 2010

La línea running de X-Socks se consolida como el mejor aliado para los corredores más exigentes

Desde hace algún tiempo, los complementos técnicos han ganado protagonismo, tanto en el comercio como en los armarios de los consumidores. El running es, sin duda, uno de los deportes con mayor potencial del sector y dentro de la larga lista de complementos para running los calcetines son, sin duda, una de las categorías que más ha crecido en la última década. La tecnicidad y las prestaciones han mejorado de forma espectacular y para los corredores más exigentes, salir con unos buenos calcetines es tan importante como utilizar un buen calzado.

Una de las marcas que, sin duda, más ha ayudado a la progresión y consolidación de esta categoría ha sido X-Socks, que en poco tiempo se ha convertido en el gran referente en el segmento de los calcetines técnicos, tanto para running como para otras modalidades atléticas.

¿El secreto de esta revolucionaria marca? Poner fin a esas sensaciones tan desagradables que repercuten en el rendimiento, como los pies fríos, sudados, recalentados, con bacterias, olores y lo peor, rozaduras y ampollas. Los calcetines X-Socks te mantiene los pies secos, a 37º, lo que se traduce en una sensación de comodidad impresionante. Además, sin humedad y sin bacterias, y sin riesgo de irritaciones o ampollas.

En este proceso intervienen una amplia serie de tecnologías revolucionarias desarrolladas por la marca suiza, como los AIR CONDITIONING CHANNELS (canales en microtensión que suben por la pierna para evacuar el calor) o los TRAVERSE AIRFLOW CHANNELS (es la bomba natural que genera el movimiento del empeine del pie), etc, que contribuyen a desplazar el exceso de calor fuera del pie.

Si quieres compartir...