• Ferias
  • 03 de Sep, 2010

Reactivar las ventas será uno de los objetivos del Salón Náutico 2010

La próxima edición del Salón Náutico Internacional de Barcelona, que se celebrará del 6 al 14 de noviembre, quiere contribuir a la reactivación de las ventas, la captación de nuevos usuarios y la promoción del sector. A pesar de la crisis económica que afecta a la náutica, el certamen demostrará un año más su papel como gran plataforma comercial, la más importante de España y una de las primeras de Europa en su especialidad.

En su convocatoria de 2010, el Salón Náutico contará con sus dos sedes habituales: el recinto de Gran Via, donde se instalará la mayor parte de los expositores, y el Port Vell, que acogerá la Exposición Flotante con barcos de más de 40 pies de eslora, incluidos los superyates.

En un contexto económico tan difícil como el actual, "este año el certamen volverá a demostrar todo su potencial como principal plataforma comercial y de encuentro del sector de la náutica deportiva y de recreo en España", afirma el presidente del comité organizador, Luis Conde. Destaca, asimismo, que "el salón es un acontecimiento vital para el sector, más aún en estos momentos, ya que es aquí donde se gestan la mayoría de operaciones de venta del año. Los visitantes tienen en el salón una oportunidad única para comprar, establecer contactos con empresas náuticas y conocer todas las novedades".

Respaldo al sector
Conscientes de la compleja situación por la que atraviesa el sector, la organización no sólo mantiene las medidas aprobadas el pasado año para incentivar la participación de expositores, como el plan de fidelización, sino que incorpora nuevas ayudas y facilidades por diversos conceptos. "Celebraremos el mejor salón posible en las actuales circunstancias económicas y sectoriales", afirma el director del certamen, Jordi Freixas.

Una oferta global
El Salón Náutico ofrecerá la mejor oferta relacionada con la náutica deportiva y de recreo: accesorios, canoas y kayaks, electrónica, charter, barcos a vela y motor, neumáticas, puertos deportivos, motores, remolques, velería, turismo náutico, windsurfing y surf, motos de agua, pesca, además de yates y superyates. "Habrán embarcaciones para todos los gustos y presupuestos" afirma Freixas. "En este sentido -añade - el salón es un gran mercado donde pueden encontrarse desde tablas de windsurfing por unos 900 euros, lanchas a partir de 15.000, cruceros de 100.000 a 400.000 o superyates por valor de varios millones".

Cinco áreas temáticas
El salón mantendrá las cinco áreas temáticas tradicionales en el recinto de Gran Via (Espai Innovació, Fun Beach, Marina Tradicional, Espai del Pescador y Espai del Mar), donde se concentrarán numerosas actividades para profesionales y gran público.

El Espai Innovació es el referente del diseño y de los proyectos tecnológicos de I+D+i. Su objetivo es mostrar las nuevas aportaciones e iniciativas de los centros de diseño, ingenierías y astilleros.

El Área Fun Beach, dirigida al público joven, desarrollará actividades para quienes desean aprender a navegar a bordo de pequeñas embarcaciones. Este espacio potencia la iniciación y la práctica de deportes náuticos para favorecer el acceso de nuevos usuarios. Habrá una piscina equipada con generadores de viento para practicar vela ligera.

Goletas, dornas y barcos de madera serán los protagonistas del espacio Marina Tradicional, la apuesta del salón por la memoria histórica y la preservación del patrimonio marítimo. Los visitantes de esta zona podrán presenciar cómo se construyen barcos de manera artesanal y participar en talleres.

El Espai del Pescador es un lugar de referencia para acercarse a las nuevas cañas, carretes y artes de pesca. Habrá también simuladores virtuales que reproducen las sensaciones de la captura en alta mar. Por último, el Espai del Mar será el escenario de presentación de regatas, jornadas y seminarios, charlas de navegantes, etc. Un lugar para conocer nuevos proyectos, compartir experiencias y participar en debates.

Precios y accesos
El precio de la entrada al salón será de 10 euros de lunes a viernes y 12 euros los fines de semana, siendo gratuito para los federados de vela. Con el mismo ticket se podrá acceder a la Exposición Flotante del Port Vell y al recinto de Gran Via, que tendrá un único punto de entrada, a través del Hall Europa (Av. Joan Carles I y calle Ciències).

Un servicio de autobuses lanzaderas gratuito conectará la sede de Gran Via con el Port Vell y el aeropuerto. Por su parte, los Ferrocarriles de la Generalitat de Catalunya enlazan la plaza de España con el recinto de Gran Via.

Organizado por Fira de Barcelona y de carácter anual, el salón cuenta con el respaldo y la colaboración de las principales entidades del sector, entre las que destacan la Asociación Nacional de Empresas Náuticas, ANEN, y la Associació d'Indústries, Comerç i Serveis Nàutics, ADIN.
 

Si quieres compartir...