• Actualidad Nacional
  • 21 de Jul, 2010

"El secreto del éxito es tener un buen equipo y rodearte de personas más inteligentes que tú"

Alguien que le conoce bien me dice que es hombre de carácter. Posee un sentido del humor mordaz e inteligente. Le gusta volar pero tiene los pies firmemente asentados en tierra. Se le siente sencillo y cercano, cualidades fáciles de olvidar cuando el éxito sube a la terraza y el humo enturbia la razón. Su agenda apenas tiene huecos pero él parece necesitarlo así. La exigencia y el perfeccionismo son cualidades que lleva integradas en su ADN y que pone en práctica cada vez que respira. La responsabilidad de lo que tiene entre manos hace que le eche horas a una vida que le apasiona. La coherencia parece ser la guía que conduce sus pasos.

-¿Vd se cree lo que le está pasando?
-Evidentemente que me lo creo. Miro a mi alrededor y veo la cantidad de obligaciones y oportunidades que se me ofrecen cada día.

-¿Por qué cree que gustan tanto las Munich?
-Porque creo que hacemos bien los deberes: utilizamos coolhunters, segmentamos perfiles de usuarios, utilizamos las redes sociales (Facebook, Twitter, etc.) para escuchar a nuestros clientes y aprender de ellos…

-¿Hasta dónde quiere llegar?. Por favor, no se corte.
-No me he puesto nunca metas inalcanzables. Siempre vivo el día como si fuera el último de mi vida.

-¿Se quedará en las zapatillas o acabará vendiendo colonias como todo el mundo?
-No lo creo. Antes haría otras cosas que colonias. Me parece poco divertido y muy habitual. Hay que arriesgar.

-¿Qué es lo mejor y lo peor de estar al frente de una empresa como Munich?
-Lo mejor y lo peor no existen. Una empresa es como una macedonia de problemas y de éxitos. Pero lo que hay que tener claro es que no hay éxito sin sacrificio. Hay que volver a una cultura del esfuerzo que ahora se está perdiendo demasiado.

-¿Vd. gasta zapatillas Munich o le es infiel alguna vez a su propia marca con calzado de la competencia?
-Yo sólo uso cosas que producimos nosotros. Mis infidelidades sólo ocurren en mi cerebro, pero al final nunca llego al pecado.

-¿Cómo se le queda el cuerpo sabiendo que en las escuelas de negocios se estudia el “caso Munich” con devoción?
-Me parece que es un reconocimiento a una buena labor de todo un gran equipo de profesionales que están a mi lado y que nunca me ha fallado. Sin ellos nunca hubiéramos llegado aquí.

-¿Su empresa sabe lo que es una crisis o tienen esa palabra prohibida?
-Por supuesto que sabemos lo que es una crisis. Somos empresa desde 1939 y hemos pasado muchas crisis. Gracias a las crisis pasadas no tenemos deuda y no tenemos de socios a la Banca o Fondos de Capital Riesgo. Espero que de esta crisis -familiar, personal, económica- muchos aprendan para no endeudarse y tengan las cestas de su economía bien repartidas…

-¿En qué momento supo que había dado en el clavo?
-Nunca se da en el clavo. Hay que seguir buscando nuevos clavos, nuevos negocios. Éste es el espíritu de MUNICH: nunca te creas que has acertado.

-¿Ha pensado alguna vez qué le gustaría hacer si no estuviese al frente de una empresa de deportivas que se conoce en el mundo entero?
-Sería bombero, sin duda. Hacer algo por los demás es lo mejor.

-¿Duerme tranquilo por las noches sabiendo lo que tiene a sus espaldas?
-Sin duda, duermo muy tranquilo. No tengo problemas para conciliar el sueño.

-¿Les copian mucho? Lo digo porque Custo está harto de que lo fusilen…
-Claro que nos copian… Y hasta nos falsifican. Pero al final ése es el precio del éxito. Como me dijo un día un Guardia Civil, “hasta que no estás en el Top Manta no eres marca”.

-Reconózcalo. Ahora que las celebrities se chiflan por su marca, le encantó conocer personalmente a…
-Sinceramente, ninguno me ha sorprendido. Bueno, quizá el que más fue Pol Espargaró, con tan sólo 17 años, por su madurez, tan profesional, educado, simpático…

-Si tuviese al Sr. Montilla sentado a su lado en una cena oficial, aprovecharía para decirle…
-Que gobierne, que para algo le han votado. Y que actué pensando en el bien del país, no en el rédito electoral para seguir en el poder.

-Y a Zapatero, ¿qué le diría?
-Que no entiendo como un presidente del gobierno no habla inglés. Y que no entiendo cómo puede dirigir un país un señor que no ha dirigido ninguna compañía y que su única “carrera” es la política.

-¿Tiene tiempo para leer la prensa?
-Sí, cada mañana antes de entrar a trabajar.

-¿Y cómo está el mundo?
-Endeudado hasta la médula por la mala labor de los banqueros y el beneplácito de la clase política.

-¿La felicidad es un estado mental o Vd. puede tocarla cuando tiene entre sus manos el prototipo de un nuevo diseño?
-La felicidad es efímera. Y no se encuentra, se pierde.

- ¿Se escapa con la bici para perderse por ahí o las bicicletas sólo son para el verano?
- Me escapo con mi parapente. Y las bicicletas son para todo el año.

-¿Qué cree que le falta por hacer? Y no le estoy pidiendo que me explique secretos industriales…
-Abrir una fábrica o delegación propia en Suramérica, como el reto de dar a conocer nuestra marca en un mercado desconocido.

-Ahora que no nos oye nadie… ¿por qué no nos explica el secreto de su éxito?
-Tener un buen equipo y rodearte de personas mucho más inteligentes que tú. Escuchar y discernir la paja del grano. Valorar una buena idea e implementar con agilidad los nuevos proyectos.

http://sites.google.com/site/partnersmagazine/

Si quieres compartir...