• Actualidad Nacional
  • 12 de Jul, 2010

La victoria de España anima la economía y el PIB podría crecer un 0,7%

Son sólo 23 jugadores arropados por el cuerpo técnico. No les hacen falta consejos de Ministros, ni una nueva reforma laboral, ni acuerdos entre partidos, ni inventar fórmulas para generar ‘confianza’. El poder que tiene la selección española es capaz de todo, incluso de dar una bocanada de aire fresco a la maltrecha economía española.

Y es que el poder que tiene un balón sobrepasando la línea de gol es equivalente al trabajo de cientos de asesores y decenas de reuniones en la Moncloa. Gobierno y oposición, que suelen estar poco de acuerdo en todo, firmarían sin dudar que la 'Roja' gane el próximo domingo a Holanda. Saben que si España consigue hacerse con el Mundial, el premio no sólo será la ansiada copa dorada. La recompensa también vendrá en forma de consumo.

Desde el Mundial de México de 1970 los países que han levantado la Copa del Mundo han visto cómo su PIB se disparaba un 0,7% en el año siguiente a la fecha de la victoria.  La palabra que mejor define este incremento es ‘euforia’. Una euforia que ya está sirviendo de bálsamo al sector de la hostelería y al sector servicios en general.

Muchas son las empresas que están haciendo su agosto con lo que está ocurriendo a 9.000 kilómetros de distancia. Bares repletos de aficionados que aprovechan la ilusión y el buen tiempo para tomarse algo con los amigos, locura en la venta de televisores, más consumo de los medios de comunicación… La ‘Roja’ ha provocado una euforia por los símbolos nacionales, hasta el punto que una compañía como Sosa Días, la principal fabricante de banderas nacionales, ha visto cómo se desbordaba la demanda y ha vendido más de 60.000 unidades de la rojigualda durante lo que llevamos de Mundial, una cifra más que positiva teniendo en cuenta que en todo un año suelen vender 10.000 banderas.

Las agencias de viajes no se mantienen al margen de la locura mundialista y también están haciendo caja con los buenos resultados de la ‘Roja’. A cientos de españoles no les ha importado pagar más de 2.600 euros por un viaje relámpago de fin de semana para vivir en Johannesburgo la gran final. Los operadores se han quedado sin entradas y hay una interminable lista de espera. Si logran hacerse con más entradas en las próximas horas, tienen previsto fletar dos nuevos aviones rumbo a Sudáfrica repletos de aficionados.

Pero entre tanta euforia, los analistas se muestran cautos, como es el caso de David Cano de Asesores Financieros Internacionales (AFI): “Creemos que el Mundial tendrá un efecto positivo en el consumo, sobre todo en estos días, pero de ahí a asegurar que se va a mantener durante todo el año y que el PIB terminará el año creciendo un 0,7 si España gana es decir mucho. Es muy difícil estimar el impacto que puede tener una victoria en la economía”.

Sin embargo, el hecho que Iker Casillas levante en el Soccer City la Copa puede resultar a la postre muy positivo para nuestro país: “Si la selección gana el Mundial se podría conseguir que desde fuera volviesen a hablar de España pero por algo positivo, cosa que hace muchos meses que no sucede. Además es posible que la victoria de la selección se pueda ver recompensada con un número mayor de inversores que apuesten por la liga española y se interesen por los clubes que la integran”.

Euforia también en los mercados

Mientras tanto, los mercados de todo el mundo celebran por partida doble que la final la disputen Holanda y España. Unos por superstición, y otros por pura estadística. Siempre que un equipo ha levantado la Copa del Mundo fuera de su continente, el Dow Jones se ha disparado. Tal es el caso de la edición de 1958, cuando el índice terminó el año subiendo un 34%.

Mirando al presente, la buena trayectoria de la selección en Sudáfrica ha atraído más dinero a la bolsa española hasta el punto de que el Ibex cerró la semana por encima de los 10.000 puntos. De hecho esa cifra se consiguió justo el día después de que la 'Roja' eliminase a Alemania en semifinales. Además, las acciones de Telecinco han sido las segundas mejores del selectivo esta semana y han repuntado casi un 19% en cinco sesiones. ¿Casualidad? David Cano tiene claro que hay que tener los pies en la tierra: “Como economista siempre negaré que los mercados se muevan por cosas como esa, pero también te digo que como persona que está en los mercados financieros se puede ver con frecuencia cómo la rumorología puede llegar a producir movimientos importantes en los mercados. Lo que sí es importante es distinguir la casualidad de causalidad”.

Consumir, consumir y consumir. Esa es una de las claves para salir de la crisis. Cuando la palabra 'confianza' sigue preocupando a los analistas e inversores,  la selección española es capaz de generarla a raudales.
 

Si quieres compartir...