• Actualidad Nacional
  • 12 de Jul, 2010

Adidas refuerza su liderazgo en fútbol con la victoria en el Mundial

Finalmente la “guerra” entre adidas y Nike, que vestían a las dos finalistas del Mundial, se ha saldado con una victoria de la marca alemana. Adidas, que había puesto muchas esperanzas en este acontecimiento para reforzar su liderazgo en fútbol, lleva días anunciando resultados récord gracias el Mundial, y la victoria de ayer de España disparará, con toda seguridad, las ventas de la marca alemana, sobre todo de camisetas de la selección (cuyas ventas, por cierto, ya habían alcanzado récords históricos antes de la final). Sin duda, la marca alemana, ha tenido suerte con La Roja, campeona del europeo en Viena hace dos años y ahora, en el trono mundial del fútbol.

Desde la empresa alemana, según informa EFE, indican que las ventas de productos de la selección española vinculados al Mundial se acercarán al doble de las cosechadas hace dos años

La firma alemana, que tiene una cuota de mercado del 34% a nivel mundial en equipamiento deportivo, partía con ventaja desde el primer partido, al menos sobre el papel, al vestir a 12 de los 32 equipos que participaron en el mundial: España, Alemania, Francia, Dinamarca, Eslovaquia, Grecia, Argentina, Paraguay, México, Japón, Sudáfrica y Nigeria.

El gran rival de Adidas, la estadounidense Nike, vestía a los jugadores de otras nueve selecciones del mundial, Brasil, Holanda, Portugal, Australia, Eslovenia, EEUU, Corea del Sur y Nueva Zelanda, mientras que la también alemana Puma, que se impuso al mundial de 2006 con Italia, estampaba su logotipo en seis combinados: Italia, Camerún, Ghana, Costa de Marfil, Uruguay y Suiza. Otras cinco marcas, Ubro, Joma, Erke, Le coq Sportif y Brooks, también participaron en el mundial con una única apuesta, al vestir, respectivamente, a las selecciones de Inglaterra, Honduras, Corea del Norte, Argelia y Chile.

Adidas, sin embargo, contaba con un décimo tercer equipo, el de los árbitros del mundial y los voluntarios que ayudaron en la organización durante los partidos, y era asimismo patrocinador oficial del encuentro deportivo.

También el balón, protagonista de muchísimos comentarios a lo largo de la competición, lucía la marca de las tres franjas. No queda claro, sin embargo, si la apuesta por el Jabulani ha sido positiva para el grupo alemán, ya que sus comportamiento en el rebote y su carácter resbaladizo generó fuertes críticas.

Con todo, Adidas esperaba ya antes del mundial que el encuentro deportivo por excelencia elevara sus resultados para este ejercicio, que prevé cerrar con un beneficio de 400 millones de euros, frente a los 245 millones de 2009.



 

Si quieres compartir...