• Actualidad Nacional
  • 09 de Jul, 2010

Un demoledor informe del CIE subraya la irrelevancia de la ‘marca España’ en moda

La moda española es desconocida”. Esta es una de las principales conclusiones alcanzadas por un informe realizado por Interbrand por encargo del Consejo Intertextil Español (CIE) sobre la percepción de la moda española a nivel internacional. Las conclusiones del informe, que hace un amplio análisis de las diferentes vertientes de la moda, desde industria hasta distribución, destacan por su dureza y suponen una arrolladora advertencia para empresas e instituciones.

“Si se conoce de algo la moda española”, señala el documento en sus conclusiones, “es gracias a un número muy reducido de marcas, aunque muchos consumidores ni siquiera conocen que son marcas españolas”. Así, “la asociación entre España y moda es bastante baja”, según el estudio, que describe un sector desorganizado empresarial y políticamente que no ha sabido capitalizar su historia, con figuras como la de Cristóbal Balenciaga.

El estudio, que tiene como base el benchmarking realizado con Francia, Italia, Reino Unido, Estados Unidos y Brasil, destaca un amplio decálogo de debilidades de la moda española, que supera en gran medida la lista de fortalezas.

Entre estas debilidades, Interbrand identifica para empezar el desconocimiento de la moda española, “al haber muy poca presencia de las marcas españolas en el exterior” y, además, las marcas que sí están internacionalizadas hacen “poca promoción de su origen español”. El informe señala también que la moda española ha llegado tarde a menudo a muchos mercados, en los que ahora “es difícil hacerse un hueco”.

La sucesión de críticas también hace énfasis en el papel de las administraciones. Por un lado, el estudio afirma que falta comunicación y promoción como país y, además, capacidad y espíritu asociativo: “cada comunidad autónoma va por su lado”. En general, agrega Interbrand, la moda “no se considera una apuesta segura”.

En el capítulo empresarial, el documento constata que el de la moda es un sector muy atomizado, con muchas compañías de tamaño pequeño. “No hay empresas potentes para abanderar la moda española (como en Francia)”, añade, y tampoco liderazgo de marcas españolas, con la excepción de Zara.

Producto y diseño tampoco destacan por su fortaleza. “Calidad mejorable” y baja unión entre diseño y producción son otros dos factores de debilidad: “pocos diseñadores españoles tienen un buen plan de negocio”, apunta el informe.

En cuanto a la creatividad, marcas dirigidas por diseñadores poco conocidos y una propuesta que “puede resultar a veces excesiva y poco ponible para el gusto de muchas personas” hace que no suponga, tampoco, una oportunidad para el sector.

El papel de apoyo al diseño por parte de las administraciones tampoco supone una ayuda: “las subvenciones hacen que algunos diseñadores españoles estén acomodados, y muchos no cuenten con un plan de negocios, ni sean rigurosos con la producción”.

En otro capítulo de conclusiones, el trabajo realizado por Interbrand sostiene que el Made in/by Spain no resta, pero “aporta poco” en moda, si bien sí es un valor en piel y calzado. “Al ser europeo no es un Made in China, pero se percibe definitivamente peor que los Made in France o Made in Italy.

En cuando a las consideraciones positivas, además de la fortaleza de la piel y el calzado español, el informe apunta que la moda española tiene algunos atributos positivos, como original, imaginativa, creativa, innovadora, trendy, y, a excepción del mercado japonés, la calidad es percibida como media-alta.

El precio es “interesante” y hay marcas españolas “con mucho potencial”, agrega, y tiene el valor de los bienes escasos, es decir, “lo lleva poca gente”. Y, como en muchos otros sectores, la moda española se beneficia de lo que Interbrand denomina la “simpatía de España como país”.

www.modaes.es

 

Si quieres compartir...