• Actualidad Nacional
  • 05 de Jul, 2010

El comercio catalán valora satisfecho el primer fin de semana de rebajas

En apenas una hora, entre las 11.00 y las 12.00 horas de ayer, las dos plantas del párking del centro comercial La Maquinista, en Barcelona, casi se llenaron de coches. También en otras zonas comerciales de Catalunya los compradores respondieron a la llamada de las tiendas abiertas en domingo, por ser el primer fin de semana de rebajas, con una afluencia y unas compras que tanto comerciantes como grandes superficies consideraron satisfactorias.

Miquel Àngel Fraile, secretario general de la Confederació de Comerç de Catalunya (CCC). Por eso, quienes prefirieron ir de compras eran clientes ya de por sí «muy motivados», que gastaron más en sus compras. No obstante, Fraile prevé que la facturación durante toda la campaña de rebajas será un 10% inferior, porque aunque se espera el mismo número de operaciones de compra, los descuentos este año son mayores.

La afluencia de clientes a las tiendas (abrieron en torno a 3.000 de las 30.000 que podían hacerlo) fue ayer similar al primer domingo de rebajas del año anterior, según la CCC. Algunas del Portal de l'Àngel, no obstante, afirmaban que había menos compradores. Las grandes superficies, en cambio, tuvo una afluencia ligeramente mayor que en el 2009, según la patronal ANGED. Más de 210.000 personas entraron ayer en alguno de los 10 centros catalanes de El Corte Inglés. Esta compañía destacó que se están cumpliendo las expectativas. Gran Via 2 esperaba cerrar el día con unos 75.000 visitantes. «Las rebajas están funcionando muy bien», explicó el gerente de este centro comercial, Jorge Fonseca.

La jornada fuerte del fin de semana fue el sábado. Aunque este año, el partido de fútbol entre España y Paraguay causó un éxodo en muchos comercios a partir de las siete y media de la tarde. «Ocurrió como cuando hay partido del Barça», dijo una fuente del sector. En contrapartida, explicaban otros responsables, ayer por la mañana las compras se adelantaron respecto a un domingo cualquiera.

MODA / Las bolsas de tiendas de ropa y calzado fueron las protagonistas ayer en la calle. Estos productos concentran la mitad del gasto en rebajas. Un ejemplo es el de Jairo Caicedo y su mujer, que afirmaban que se habían gastado 400 euros en La Maquinista «en ropa para los niños». Neus Villar, que salió de compras con una amiga, había destinado unos 100 euros, también en moda. «De momento», especificó, porque pensaba volver otro día. Muchos compradores valoraban ayer los buenos descuentos que encontraban en las tiendas (por lo general, de entre el 40% y el 50%, aunque algunos alcanzan el 70%).

Según la CCC, cada ciudadano se gastará durante las rebajas de verano unos 180 euros. La facturación del sector textil catalán en la campaña ascenderá a 720 millones. Otros sectores, como los electrodomésticos, la decoración y los muebles, también aprovechan esta época para reducir el estoc mediante precios especiales.

CALOR TARDÍO / La ANGED destacó que los ciudadanos estos días «no se limitan a pasear en las tiendas», sino que realizan compras remarcables. La patronal, que engloba a 16 compañías, lo atribuyó a la llegada tardía del calor, que ha generado abundantes estocs en las grandes superficies.

Las rebajas comenzaron el pasado jueves en Catalunya, aunque en otras comunidades, como Madrid, se avanzaron unos días. El periodo para ofrecer descuentos dura dos meses, pero los comercios son libres de ofrecer o no precios más bajos y de terminar la campaña antes.

www.elperiodico.es

 

Si quieres compartir...