• Actualidad Nacional
  • 18 de May, 2010

La Generalitat valenciana favorece al pequeño comercio en su nueva ley comercial

Primar el trato de tú a tú con el cliente, promoviendo el comercio de proximidad, urbano, que evite largos desplazamientos y fortalezca el tejido comercial de las ciudades y su importancia en la mejora de los entornos urbanos. Es una de las principales novedades del anteproyecto de ley del comercio de la Generalitat Valenciana, que solo aplauden las pymes. La normativa hace "una apuesta decidida por el comercio urbano, promoviendo y dinamizando la mejora de los entornos terciarios urbanos y comprometiéndose a impulsar y apoyar los llamados planes de acción comercial de carácter municipal", puntualiza el texto. Según la Conselleria de Industria, por primera vez, una legislación reconoce la figura de los "centros comerciales urbanos".

José Pascual Serrano, secretario provincial de la Pequeña y Mediana Empresa de Castellón (Pymec), valora "positivamente" estas medidas. "Esta definición clara por primera vez del comercio urbano es un elemento claramente diferenciador de la tradición castellonense, en el que predominan los establecimientos de cercanía", señaló. "En ciudades como la capital, Vila-real, Burriana, la Vall, Vinaròs o Benicarló, los núcleos comerciales están muy diferenciados y tejen todo un entramado muy definido del casco urbano--incidió--, con una concentración importante de tiendas".

INTERESES COMPARTIDOS // Desde Centre Ciutat Castelló, su coordinador, el veterano José Luis Verchili, argumentó que "la nueva ley supone un impulso importante, por primera vez, a los intereses de los pequeños y medianos empresarios, que han podido dejar escuchar su voz a través de alegaciones que han sido atendidas en el anteproyecto, que, además, atiende a una apuesta común de grandes y pequeños".

En la otra cara de la moneda, las grandes superficies se quejan de "la falta de libertad horaria y de establecimiento comercial". Por ello, ya han planteado alegaciones a la nueva normativa, porque, según Martín Quirós, portavoz de la Asociación Española de Grandes Empresas de Distribución (Anged), "no nos dejan elegir ni los festivos aperturables ni el establecimiento de los centros", pues, la ley dicta que "los suelos que pueden albergar concentraciones comerciales o complejos que generen grandes flujos de usuarios e impactos supramunicipales, se desarrollarán, preferentemente, en la red viaria principal, promoviendo un transporte sostenible". Quirós incide en que "se priman criterios hasta de orden territorial y paisajístico, y medioambientales, sea cual sea la superficie; sin eliminar el sometimiento a la doble licencia, y considerando la no proliferación de localizaciones exteriores a los núcleos urbanos que produzcan ocupaciones dispersas". "Todo son trabas", insistió Quirós.

http://www.elperiodicomediterraneo.com

 

Si quieres compartir...