• 22 de Abr, 2010

Puma se convertirá en una Compañía Carbono Neutral este 2010

La empresa de artículos deportivos PUMA contrarrestará por completo sus propias emisiones globales de CO2 para convertirse en la primera compañía carbono neutral dentro de la industria de artículos deportivos, anunció PUMA el jueves en la Cumbre Empresarial Mundial para el Medioambiente (B4E) en Seúl. Además, PUMA contrarrestará las emisiones derivadas de los viajes internacionales de selecciones nacionales de fútbol patrocinadas por PUMA que participan de la Copa Mundial de Fútbol este verano en Sudáfrica.

 "Ser la primera compañía de artículos deportivos carbono neutral es el siguiente paso lógico en nuestra misión de convertirnos en la empresa de artículos deportivos más sustentable y atractiva del mundo", declaró Jochen Zeitz, director y presidente ejecutivo de PUMA. "También aceptamos con mucha seriedad el desafío del PNUMA para compensar los  iajes internacionales de nuestros equipos de fútbol hacia Sudáfrica. Nuestro compromiso con el medio ambiente  sociado con nuestra colaboración de larga data con el fútbol africano hacen que apoyar esta iniciativa sea un paso  atural, y esperamos que al hacerlo inspiremos a otros grupos de interés dentro de la Copa Mundial de Fútbol FIFA 2010 a seguir el ejemplo".

PUMA contrarrestará las emisiones directas e indirectas de CO2 de la compañía mediante proyectos de compensación en África que también consideran las necesidades de las comunidades locales y la conservación de la biodiversidad, junto con programas CSR. La cartera de proyectos de compensación en África está siendo revisada por una compañía de auditoría con reconocimiento internacional según los estándares internacionalmente aceptados tales como el Mecanismo de Desarrollo Limpio (CDM), el Gold Standard y los estándares de Reducción de Emisiones Voluntaria. La huella de carbono total de PUMA está siendo verificada externamente mediante el uso de una metodología  similar aplicada a las sedes de la compañía que son carbono neutrales.

Debido a que PUMA tiene dentro de su programa de sustentabilidad de largo plazo la meta de reducir su consumo de energía y agua, así como sus residuos y emisiones de CO2 en un 25% para el 2015, el monto de emisiones de CO2 a
contrarrestar declinará anualmente. Sin embargo, más que sólo ahorrar energía, PUMA requerirá que sus oficinas, tiendas y bodegas locales migren de la electricidad a los recursos renovables donde sea posible, en línea con su sede
PUMAVision en Alemania, por lo que reducirá significativamente la huella de carbono del edificio. Para contrarrestar las emisiones de CO2 restantes de la sede, PUMA apoya activamente una granja eólica en Turquía como un proyecto de
compensación. A través de esto, la sede PUMAVision se convirtió en la primera sede corporativa carbono neutral en la industria de los deportes y artículos deportivos.

PUMA ha comenzado a incorporar profundamente su programa de sustentabilidad de largo plazo en las operaciones y el ciclo de producción de la empresa, haciéndolo una parte integral del ADN de PUMA. Dado que el fútbol es un negocio primordial de la compañía de artículos deportivos, es natural que PUMA respondiera a la petición del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) de que todas las Federaciones de Fútbol en la Copa Mundial de Fútbol FIFA 2010 en Sudáfrica compensen los viajes internacionales de sus equipos. Por tanto, PUMA contrarrestará la huella de carbono de sus equipos de fútbol, que suman 336 jugadores y autoridades. Los equipos PUMA que calificaron para la Copa Mundial de Fútbol son: Argelia, Camerún, Costa de Marfil, Ghana, Italia, Suiza y Uruguay. Para ilustrar aún mejor la importancia del 'llamado a la acción' del PNUMA, PUMA decidió dar un paso más allá y contrarrestar también todos los viajes y acomodaciones locales.

PUMA ha estado recolectando los E-KPI (Indicadores claves de desempeño ambiental) de todas sus oficinas, bodegas y tiendas en el mundo durante los últimos cinco años para determinar la huella de carbono total de la compañía sobre una base anual. Las emisiones globales de PUMA se clasifican de acuerdo con el Protocolo de Gases de Invernadero, que incluyen emisiones directas generadas por gas, combustible y flotas de autos así como también las emisiones indirectas generadas a través de la electricidad y el vapor de oficinas, talleres y bodegas y emisiones aún más indirectas derivadas de los viajes de negocios. La compensación del carbono de PUMA no incluye las emisiones de CO2 a través del transporte de los productos PUMA. Sin embargo, PUMA solicitó a sus socios comerciales que inicien la reducción de su propia huella de CO2.

    Asimismo, PUMA apoyará la compensación de las huellas de carbono de sus empleados subsidiando aquellas  misiones generadas en el trayecto hacia y desde el trabajo en un 50%. El presidente ejecutivo de PUMA, Jochen Zeitz,
también compensará su huella de carbono personal, incluyendo emisiones directas e indirectas de CO2, por su propia cuenta.
 

Si quieres compartir...