• Patrocinios
  • 07 de Abr, 2010

Jossi Wells, campeón del mundo de freestyle

Jossi Wells –integrante de un impresionante team de freeskiing de Atomic, en el que también figuran riders de la talla de Andreas Hatveit o Elias Ambuehl– se ha ido convirtiendo poco a poco en el rey del freestyle. Su progresión ha pasado de la velocidad de crucero a la velocidad del sonido, de forma que no ha habido discusión, y, a la espera de las pruebas de Suecia y Canadá, la Asociación Profesional de Freeskiing lo haya designado como el campeón del mundo de freestyle. En esta decisión ha tenido mucho que ver el gran rendimiento del rider de Atomic en el Open de Nueva Zelanda de Big Air, en las competiciones de Europa, en el Dew Tour o en los X-Games, por citar cuatro ejemplos.

Un freeskier polifacético
Si alguna cualidad define a este joven neozelandés es la de su carácter pluridisciplinar. A diferencia de otros freeskiers, Wells le tira a todas las disciplinas del freeskiing. Jossi –que tuvo conocimiento de esta distinción mientras está compitiendo en Are– ha basado no obstante su título en el alto rendimiento que ha obtenido en el pipe. Empezó la temporada el pasado verano con la victoria en el Open de Nueva Zelanda, disputado cerca de su casa, en Wanaka. Fue segundo en la clasificación general del Winter Dew Tour y obtuvo la medalla de plata en los X-Games de Aspen, y no hay que olvidar su brillante concurso en la edición europea de los X-Games.

Esquís Punx, su arma secreta
Al alto rendimiento en el pipe hay que sumar la regularidad y la solidez demostrada en el big air y en el slopestyle. Wells compite en las tres disciplinas y siempre saca a relucir sus mejores cualidades sobre unos esquís Punx que le han llevado a tocar la gloria con la yema de los dedos. De hecho, ha finalizado como el quinto mejor rider de la clasificación de slopestyle elaborada por la AFP y el undécimo del ránking de big air. Una regularidad que incluye éxitos como la victoria en el Austrian Freeski Open slopestyle, tercero en el slopestyle de los X-Games Europeo y cuarto en el big air de los X-Games de Aspen.

Esta versatilidad le ha servido paras ser elegido el mejor freestyler de la temporada. En este sentido, el rider de Atomic opina que “definitivamente competir en las tres disciplinas es todo un reto. No sólo para ser capaz de mostrar buenos trucos en cada uno de ellos, aunque competir en grandes eventos a veces es conflictivo”.

Entonces, cómo es que pese a que parece ser que no acaba de convencerle tomar parte en las tres disciplinas del freestyle él lo hace. La respuesta es sencilla. Wells pasa buena parte de los días de invierno filmando nuevos episodios para su peli ‘Winter af Wells’, y encuentra en la competición una vía de escape. “Miro de centrarme en el esquí todo lo que puedo, y me he dado cuenta que esquio mejor cuando me divierto. Realmente, la diversión nunca ha tenido más éxito”, concluye un Jossi Wells que ya apura sus últimas actuaciones de una temporada muy, pero que muy exitosa.

 

Si quieres compartir...