• Performance
  • 06 de Abr, 2010

Kettler marca un punto de inflexión con su nueva Apollo

¿Padeces de las tensiones típicas de la vida diaria? ¿No tienes tiempo para ir todas las semanas a sesiones de fisioterapia o masaje? ¿Hart@ de estar sujeto a horarios inflexibles? KETTLER ha creado para ti la solución perfecta: el inversor de gravedad APOLLO. Consiste en un banco relajante que juega con tu propio centro de gravedad para invertirte, hasta el punto que tú quieras, con el fin de relajarte toda la espalda y las cervicales.

¿Cómo? Te relajas, te dejas flotar hacia atrás con simples movimientos de los brazos y te dejas hacer durante dos o tres minutos, tiempo suficiente para notar cómo tus discos se han estirado y reequilibrado, tus lumbares han dejado de estar tensos y tus cervicales no te duelen como si tu cabeza pesara toneladas. Y recuperas la posición sin haber hecho esfuerzos, sin impactos.

 Con un chasis de acero anodizado interior y exteriormente, unas geometrías ejemplares y un acabado de confort excepcional el APOLLO es tu mejor aliado para vencer el estrés y las exigencias físicas del día a día.
 
Un ejercicio totalmente natural, sin esfuerzo y que no te aporta más que una serie de ventajas para tu organismo, a nivel de relajación muscular, ósea y cardiovascular,… Es como tener tu propia consulta de masaje y relajación en casa. Ya no tienes excusa para estar de mal humor y excusarte en el trabajo, los niños, el gimnasio y la reunión de vecinos. Si no te relajas es porque no quieres. APOLLO ha dejado de ser un mito griego y ha bajado a la tierra de manos de KETTLER.

Si quieres compartir...