• Actualidad Nacional
  • 06 de Mar, 2010

El Banco de España duda sobre la recuperación del consumo

Los signos de recuperación económica que se apreciaron en los últimos meses del año pasado han dado síntomas de debilidad en los primeros del 2010. El Banco de España advirtió ayer, sobre todo, de que se aprecian «señales dispares» respecto a la evolución del consumo privado en estas primeras semanas del ejercicio. En el último trimestre del año pasado, este tipo de gasto, fundamental para la economía española, registró su primer incremento frente a los tres meses anteriores desde el cuarto trimestre del 2007. Sin embargo, el organismo que gobierna Miguel Ángel Fernández Ordóñez no tiene claro que el cambio de tendencia no tenga vuelta atrás.

CONFIANZA/ Por una parte, expone, el índice confianza de los consumidores que recoge la Unión Europea retrocedió en febrero hasta los niveles de diciembre. Pero por otra, añade, la confianza y las ventas de los comerciantes minoristas han mejorado y las matriculaciones siguen creciendo gracias a las ayudas a la compra de vehículo del Plan 2000E.
El otro elemento que siembra dudas sobre la solidez de la recuperación es la producción de la industria. En su informe, el Banco de España recuerda que en diciembre moderó su caída hasta un descenso del 3,4% (1,5%, corregido el efecto del calendario). Pero el Instituto Nacional de Estadística (INE) desveló ayer que en enero volvió a empeorar, al descender el 4,6% (2,5%).

El supervisor, en cualquier caso, no hace una lectura muy pesimista o alarmista de la situación. De hecho, subraya las mejoras que se han producido en aspectos como la inversión en bienes de equipo, la utilización de la capacidad productiva, la construcción, el turismo o el mercado laboral.

Eso sí, para que la situación mejore de forma sustancial, el organismo estima imprescindible que se hagan los «mayores esfuerzos» para que el mercado laboral reabsorba cuanto antes al elevado número de personas en paro. Particularmente, a los que han quedado en esa situación desde que comenzó la crisis, con el fin de evitar el repunte del desempleo de larga duración.

El Banco de España también avala el acuerdo salarial alcanzado por sindicatos y patronal el mes pasado y que pasa por un alza moderada de los sueldos del 1% este año. Para la entidad, es el camino a seguir. Precisamente, José Manuel González-Páramo, miembro del comité ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE), afirmó ayer que uno de los principales problemas del mercado laboral español es la «poca sensibilidad» que tienen los salarios a los ciclos económicos y a la situación de cada sector y cada empresa.

Si quieres compartir...