• Actualidad Nacional
  • 02 de Mar, 2010

El comercio sigue en alerta

El secretario general de la Confederación Española de Comercio, Miguel Ángel Fraile, ha señalado que la "crisis psicológica" es la principal razón del descenso del consumo, que viene agravado por la crisis real. Drante el año 2009, el sector vivió un año "malo", según Fraile, en el que se perdieron unos 90.000 empleos y se cerraron 40.000 puntos de venta en España. Aunque Fraile no cree que este año sea peor que el pasado, tampoco pronostica que 2010 será un buen año para el comercio, ya que continúa la incertidumbre" y haría falta un "cambio del clima político y social". Fraile ha alertado de que si la caída de las ventas continúa, durante este año se pueden perder unos 40.000 empleos en el sector y unos 15.000 establecimiento podrían echar el cierre.

La Confederación Española de Comercio ha pedido al Gobierno un "plan de choque" consensuado que reduzca la fiscalidad al comercio, que incentive el mantenimiento del empleo y haga un replanteamiento serio de la subida del IVA en el mes de junio. El plan también incluye medidas para facilitar el acceso al crédito para las familias y las empresas. Estas demandas de los comerciantes son "coyunturales", para un par de años, hasta que pueda "consolidarse" la recuperación económica.

De momento, ni la oficina económica del Gobierno, ni la ministra de Economía, Elena Salgado, han respondido a estas reclamaciones y sólo desde el ministerio de Trabajo han asegurado que se estudiarán estas propuestas.

Fraile ha señalado que el sector ya "ha hecho los deberes" y ha ajustado los márgenes lo "máximo posible", y ha puesto como ejemplo que durante las pasadas Navidades las ventas de televisores aumentaron el 15% respecto al año anterior mientras que la facturación total de estos apartado sólo aumentó un 5%.

Las rebajas de invierno han ayudado a mitigar un poco la crisis, ya que han ido mucho mejor de lo que se esperaba inicialmente y se ha vendido entre un 8 y un 10% más que el año anterior, "aunque con grandes descuentos desde el primer día".

Fraile ha señalado que debates como la ampliación de la edad de jubilación sólo generan incertidumbre e inseguridad en la gente y cree que, si bien es un debate social importante, "no es el momento ni las maneras".

Ha asegurado que cuando se conoció la propuesta del Gobierno para retrasar la edad de jubilación a los 67 años, se registró un "parón" en las ventas, porque la gente, especialmente los mayores, es muy "sensible" a estos temas.

Sobre la nueva normativa comercial catalana que permitirá a los ayuntamientos autorizar la implantación de establecimientos comerciales de hasta 1.300 metros cuadrados en sus municipios, Fraile ha señalado que se ha aprobado "sin consenso" y sin tener en cuenta las necesidades del pequeño comercio. En este sentido, se ha mostrado "decepcionado" por el conseller de Innovación, Universidades y Empresa, Josep Huguet, de quien depende el comercio, porque "no ha aguantado el tirón".

 

 

Si quieres compartir...