• Patrocinios
  • 18 de Feb, 2010

Las marcas se preparan para el Mundial

El Mundial de fútbol no sólo genera ilusión entre los aficionados. La cita sudafricana está marcada con numerosos círculos rojos en los calendarios de los principales fabricantes de equipamiento deportivo, Nike, Adidas y Puma, que confían en el evento para recuperar parte de las ventas que han perdido a causa de la crisis económica.

El último en pronunciarse ha sido Puma, el tercer fabricante mundial por tamaño. Su consejero delegado, Jochen Zeitz, aseguró ayer que pretende "convertir el Mundial de fútbol en un partido en casa". La compañía vestirá a siete equipos en el evento, entre ellos Italia y Camerún, aunque la cifra se ha rebajado respecto al pasado Mundial de Alemania. Puma se ha hecho fuerte entre las selecciones africanas, dado que patrocina también a Argelia, Costa de Marfil y Ghana, además de a Suiza y a Uruguay. También es el proveedor de Egipto, reciente campeón por tercera vez consecutiva de la Copa de África y que, sin embargo, se quedó fuera de la cita mundialista en el último partido frente a Argelia.

A Puma le hace mucha falta el Mundial. Los resultados del ejercicio 2009 han decepcionado a los analistas, después de que anunciase una caída del 12,8% en las ventas del cuarto trimestre a 489,5 millones de euros, por debajo de lo esperado.

Eso sí, la compañía, propiedad del grupo francés Pinault-Printemps-Redoute, logró un beneficio de 128 millones en el ejercicio, frente a los 233 millones del año anterior. La facturación se resintió un 3,7% hasta 2.460 millones. El margen bruto cayó cinco décimas hasta 51,3% de las ventas. Estos resultados, sin embargo, no desinflaron el optimismo de los inversores, que impulsaron la acción de Puma un 2,02% en la sesión bursátil de ayer hasta 214,9 euros. En lo que va de año, la compañía ha caído un 7,3% hasta valer 3.240 millones.

Rivales

Adidas, su rival y vecino de ciudad (la bávara Herzogenaurach), domina el negocio de las ventas de artículos relacionados con el fútbol, con un 34% de cuota de mercado. En Alemania o EE UU, su participación incluso supera el 50%. La compañía patrocinará a 12 equipos durante la próxima Copa del Mundo, entre ellos a España, Argentina, Francia, Alemania, México, los anfitriones Sudáfrica, Nigeria, Dinamarca, Japón y Paraguay. Además, proporcionará el balón oficial del torneo, y vestirá tanto a los jueces de campo como a los árbitros y a los voluntarios. Esta fuerte implantación fue aún más palpable en el último Mundial de 2006. Su omnipresencia en aquel torneo (que ganó Italia, selección que no vestía) le permitió incrementar su cuota de mercado "uno o dos" puntos porcentuales en el negocio del fútbol, según los datos de la compañía. Adidas presentará resultados anuales el próximo 3 de marzo.

Nike es el mayor fabricante de artículos deportivos del mundo, por delante de Adidas. Sin embargo, ha de conformarse con la segunda posición en el negocio del fútbol. Y esa posición se refleja además en la calidad de las selecciones que llevarán su logo. Para el torneo que se celebrará en la República Sudafricana, la única esperanza de la compañía con opciones reales para alzarse con el triunfo final es Brasil, si bien también viste a la selección de EE UU, a la de Portugal, la de Serbia, la australiana y a la de Corea del Sur. A Nike tampoco le vendrá mal el impulso del Mundial. Su facturación en la primera mitad del ejercicio, cerrado en noviembre, cayó el 8% hasta 6.751 millones. El beneficio, por su parte, cayó el 1% hasta 651 millones.

La selección inglesa es la única de las grandes potencias futbolísticas que tiene contrato con una compañía menor, la italiana Umbro. La selección hondureña, por su parte, está equipada con la española Joma.

www.cincodias.com

 

Si quieres compartir...