• Actualidad Nacional
  • 10 de Feb, 2010

El 65% de los pagos en las grandes superficies se hacen ya con tarjeta

El dinero de plástico continúa su lenta marcha hacia la conquista del reino de los pagos en España. Las tarjetas poco a poco van ganándose a los consumidores, y en algunos subsectores son ya el método preferido para las compras. A pesar de que solo una sexta parte del consumo de un hogar español se abona con dinero de plástico, este método de pago es ya mayoritario (65%) en las grandes superficies. Pero no pasa lo mismo en todos los subsectores.

Según datos del Banco Central Europeo (BCE), los españoles son los europeos que tienen más tarjetas de pago por habitante (1,61), aunque, sin embargo, son también los ciudadanos que menos las utilizan. Es una tendencia que poco a poco se va corrigiendo ya que, según apuntan los datos disponibles, las tarjetas ganan puntos porcentuales de uso año a año.

Los hogares españoles pagan poco más del 16% de su consumo con dinero de plástico, por debajo de la media europea (23,5%) y de países como Suecia (43,5%), Reino Unido (43,3%) y Francia (29,7%). Pero estos datos varían mucho en función del tamaño de los establecimientos. Según datos de la patronal de las grandes superficies (El Corte Inglés, Carrefour, Fnac), el 65% de los pagos en sus centros se hace con tarjeta, mientras que el 35% de los consumidores siguen apostando por el efectivo. Suelen ser compras copiosas, con importes elevados, y la opción del dinero de plástico es mayoritaria.

Sin embargo, en el sector de los supermercados pasa todo lo contrario: las monedas y billetes siguen siendo la opción favorita de los ciudadanos. «En el último mes, el 56,7% de nuestros clientes optó por el efectivo, mientras que el 43,3% restante lo hizo por las tarjetas de crédito o débito», aseguran fuentes de una gran cadena de supermercados. «Poco a poco va creciendo el pago con dinero de plástico –añaden–. Entre enero de este año y el mismo mes del pasado año, el uso de la tarjeta ha crecido un punto porcentual».

OCIO Y RESTAURACIÓN / «En subsectores como el de la moda, el pago con tarjeta significa ya entre el 60% y el 70% de las compras. En las gasolineras las cifras son similares. Pero en otros sectores como en el ocio y la restauración, sin embargo, el pago con dinero de plástico es solo el 30%-40% de las ventas», explica el secretario general de la Confederación Española de Comercio, Miquel Àngel Fraile. «Poco a poco van aumentando los pagos con tarjeta, pero el ritmo es lento», añade.

Según un sondeo de Visa, en el 2002 el 69% de los españoles aseguraba que la el efectivo era su medio preferido de pago. Actualmente, dicho porcentaje baja al 33%. «El reto que tenemos todos es que la gente utilice las tarjetas para pagar pequeñas compras de 2, 3 o 4 euros», explica Fraile. El problema, asegura, es la comisión que pagan las tiendas cuando el ciudadano paga con tarjeta, y que actualmente se sitúa en el 0,8%, según el Banco de España. «En los últimos años la hemos rebajado gracias a nuestra lucha, pero las pequeñas tiendas aún pagan el doble que las grandes superficies», dice Fraile. Para el comercio, rebajar la comisión al «0,3%» sería «lógico» y una buena manera de fomentar los pequeños pagos. Así, las tarjetas seguirían ganando mercado».

Si quieres compartir...