• Active Sports
  • 25 de Ene, 2010

Apoteósica sexta edición del Atomic Night Fever

El pasado 23 de enero, el párking de El Tarter (Grandvalira) acogió la celebración de la sexta la sexta edición del Atomic Night Fever (ANF), el mejor evento de freestyle de la Península. La competición, referente de street callejero, presentaba novedades respecto a las pasadas convocatorias, que sedujeron al numeroso público presente que desafió al frío y a los riders, que de nuevo volvieron a dejar constancia de su clase. 18 snowboarders y 13 freeskiers se dejaron la piel sobre los exigentes módulos preparados por el team de Grandvalira y Coliflor freestyle, mirando de seducir a los jueces. La competición se desarrolló en el formato Expression Session, y los riders tuvieron algo más de hora y media para realizar tantas rondas como quisieran. Tras la conclusión de este tiempo Noah Albadalejo en freeski y Matti Radaelli en snowboard fueron proclamados como vencedores.

 

Novedad, categoría open
Aunque la competición de verdad empezaba a las 21.30 horas con las sesiones de entrenamiento, este año el Atomic Night Fever convocaba por primera vez una categoría open, dando así la opción a los riders amateurs de medirse por la noche con los verdaderos cracks de este deporte. Por la mañana, cerca de 30 apasionados del freestyle disputaron unas sesiones clasificatorias en el park de Grandvalira, y de todos ellos cuatro fueron seleccionados para la gran fival: Marc Llansac y Josep Falgar en snowboard, y Oriol y Bernat Saragossa en esquí. Todo un lujo para estos chicos: medirse con los mejores riders del momento y en el mejor evento de jibbing de la Península. Qué lujo.
 
Módulos monstruosos
A lo largo de las cinco ediciones precedentes varias han sido las combinaciones de módulos de que ha constado la prueba. Para esta sexta edición, se diseñó un primer módulo plano en bajada. Sobre él cada rider miraba de hacerlo lo mejor posible y, sobre todo, tener una buena recepción, básica para poder coger la velocidad necesaria y así encarar de la mejor forma posible un impresionante cajón en bajada, que estaba situado encima de un 4x4 Monster Energy.
Grandes momentos se vivieron en este segundo módulo. Los riders sabían que tenían que hacerlo muy bien e hilar muy fino para tener la opción de pisar el podio. Y vaya si lo hicieron, los más atrevidos en freeski eran capaces de tirarle de switch a este segundo cajón y en snowboard hubo un antes y un después antes de que Matti Radaelli se marcara el primer frontflip a la salida del cajón. Impresionante, de verdad, había que estar allí para vivirlo.
 
Noah Albadalejo Matti Radaelli, justos vencedores
Al final –la competi se alargó unos minutos para dar más opciones a los riders– los tuvieron que deliberar. La decisión no fue fácil, pero al final la victoria fue para Noah Albadalejo en esquí –su hermano Joel fue segundo en un podio para recordar–, y tercero fue el local Albert Martínez, que repetía la posición del año pasado. En snowboard, el lugar más envidiado del podio fue para Matti Radaelli Merlin Balfour, uno de los snowboarders más aplaudidos, tuvo que conformarse con la segunda plaza –mejorando la tercera de 2009–, y la tercera posición fue para Juan Cruz.
Finalizaba así una la sexta edición del Atomic Nigh Fever. Freestyle puro y duro amenizado por la habilidad en los platos de Lluc Navarro y conducido por el polifacético Soren. Todo salió a pedir de boda en el párking de El Tarter (Grandvalira). La climatología acompañó y no hizo el frío helado del año pasado, el atrevimiento y la categoría de los riders fue de nuevo de primera, y una vez más el público no quiso perderse esta gran prueba invitacional de formato callejero. Hubo llenazo en el campo de juego del ANF. Todos buscaban el mejor lugar para no perderse ningún detalle, e incluso los tejados de las casas estaban copados de espectadores, a la caza y captura de la mejor localidad para no perderse ninguna de las maniobras con las que los snowboaders y freeskiers nos deleitaron la noche del sábado en Grandvalira. A ver con qué combinación de módulos nos sorprende la organización de la prueba cara a la séptima edición.

Si quieres compartir...