• Actualidad Internacional
  • 15 de Ene, 2010

Los patrocinadores convierten a Sudáfrica 2010 en el Mundial de las redes sociales

El próximo Mundial de fútbol en Sudáfrica no será sólo el mayor evento del calendario deportivo, sino también la mayor oportunidad de marketing del año. Se prevé que ocho de cada 10 personas en todo el mundo seguirán la competencia de cuatro semanas. Sólo los derechos de transmisión ya se estiman en US$2.700 millones. Las marcas globales que firmaron contratos como auspiciantes oficiales gastarán otros miles de millones de dólares en su apuesta a que el torneo les dé un muy necesitado impulso a sus ingresos.

Mientras una audiencia televisiva global acumulada de 40.000 millones de personas garantizará una serie de lucrativos acuerdos publicitarios cuando comience el torneo en junio, la audiencia digital y móvil también se alista a desempeñar un papel sin precedentes en la experiencia de los fanáticos del deporte en Sudáfrica. Los socios corporativos de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) se apartan cada vez más de las campañas tradicionales en televisión y vallas publicitarias. Ahora recurren a sitios de redes sociales para difundir su mensaje sobre el deporte más popular del mundo.

Expertos en patrocinios concuerdan con que el torneo en Sudáfrica será el escenario de un cambio significativo hacia campañas "virales" y concentradas en los consumidores, a medida que más y más marcas adoptan los sitios de redes sociales como la base de sus campañas de marketing.

"Si se tiene una marca de masas y hay que comunicarse con muchos consumidores, debe usar las redes sociales porque allí es donde están los consumidores", sostiene Tim Crow, presidente ejecutivo de la consultoría londinense Synergy. "También se ve un cambio de estilo en el proceder de las marcas", agrega. "Solían limitarse a emitir mensajes por televisión; ahora la clave está en involucrarse en conversaciones y dejar que la gente juegue con la campaña".

Las campañas que se centran en las redes sociales también son atractivas porque son más baratas que la promoción en diferentes plataformas mediáticas, que para un gran evento como el Mundial puede terminar constándole a la empresa millones de dólares.

Sin embargo, analistas han advertido que una campaña basada en las redes sociales podría exponer a los patrocinadores más importantes al riesgo de una emboscada de marketing, cuando las marcas rivales buscan engañar a los consumidores para que piensen que son auspiciadores ofi ciales del torneo.

Si quieres compartir...