• Actualidad Internacional
  • 30 de Nov, 2009

Timberland presiona a los dirigentes mundiales sobre el cambio climático

Timberland acaba de lanzar a nivel mundial la campaña de movilización ciudadana “Don’t Tell Us it can’t be Done” (“No digas que no se puede hacer”) al objeto de que los 192 gobiernos reunidos en la próxima Conferencia sobre el Cambio Climático de Naciones Unidas que se celebrará a partir del 7 de diciembre en Copenhague rubriquen un acuerdo normativo sobre los estándares de emisiones de gases invernadero.

La iniciativa alienta a los ciudadanos a implicarse a fondo en este debate público a través de un “Action Center” global y presencia activa en redes sociales como Facebook, Twitter, YouTube, medios impresos y mensajes en todas sus tiendas del mundo.
 
Cada persona puede firmar online este Manifiesto de apoyo a favor de una legislación justa y vinculante sobre el clima que defina claramente un límite para estas emisiones, y reclamar a las empresas soluciones perfectamente posibles para fabricar respetando el medio ambiente (www.donttellusitcantbedone.com)
 
Timberland, emblema empresarial del paradigma outdoor, viene liderando la defensa medioambiental del planeta a través de diversos compromisos internos y manifestaciones públicas. En esta ocasión, su acción “Don’t Tell Us it can’t be Done”  (“No digas que no se puede hacer”) quiere sensibilizar aún más a la opinión pública para que presione a los legisladores a tomar urgentemente medidas que obliguen a la industria y a las empresas de todo el mundo a innovar sus procesos industriales para preservar la sostenibilidad ambiental.
 
La compañía líder en calzado y moda viene mejorando estos procesos internos desde el año 2006 utilizando por ejemplo fuentes de energía renovables y dispositivos eléctricos de ahorro de energía en sus instalaciones adaptando todas las tiendas a nuevas especificaciones de sostenibilidad. El resultado de esta transformación es absolutamente positivo para la empresa, que ha reducido sus emisiones de carbono en un 27% en los últimos tres años, además de sus costes internos. Razón por la que el Manifiesto que promueve Timberland defiende que sí es posible conciliar rentabilidad empresarial con nuevas formas de gestión industrial sostenible.
  
"Es hora de que las empresas midan el impacto que ejerce su actividad sobre el medio ambiente y hagan algo al respecto", afirma Jeffrey Swartz, presidente de Timberland. "Si los líderes mundiales alcanzan un consenso normativo, las empresas encontrarán la manera de innovar y fabricar sus productos de forma sostenible sin perjudicar su balance económico".
 
Además de firmar el Manifiesto online, cualquier persona puede profundizar más sobre aspectos relacionados con el cambio climático a través de esta web independiente. Un corresponsal proporcionará desde Copenhague actualizaciones diarias y entrevistas exclusivas en www.donttellusitcantbedone.com. Al margen del resultado de esta Conferencia de Naciones Unidas, Timberland proseguirá su acción de sensibilización ciudadana y realizará un seguimiento específico acerca de cómo avanza el debate público y empresarial sobre el cambio climático.

Si quieres compartir...