• Actualidad Nacional
  • 25 de Oct, 2009

Joluvi apuesta fuerte por China

Joluvi ha sido la única firma española del segmento de artículos deportivos presente en la Feria Internacional de pequeñas y medianas empresas de China, a la que España acudió como país invitado de honor. La muestra, considerada el certamen multisectorial más importante de las pymes en el gigante asiático, se celebró en Cantón con la presencia de cinco mil expositores, entre ellos doscientas de las empresas e instituciones más innovadoras, completas y competitivas de la economía española. José Luis Vigil, presidente de Joluvi, empresa radicada en Cancienes, explica la experiencia.

-¿Cómo surgió la posibilidad de acudir a esta feria?
-Nos invitó el Instituto de Comercio Exterior de España. Fue una gran sorpresa.

-Y seguramente agradable.
-Sin duda. Acudieron empresas muy fuertes de todos los sectores: grandes bancos, alimentación, moda, calzado, telecomunicaciones. También viajó el ministro de Industria, Miguel Sebastián.

-Que visitó personalmente el stand de su empresa.

-Así fue. Se interesó por nuestra actividad y por nuestros artículos.

-¿Qué ofrece Joluvi en China?

-Acudimos a ofertar nuestros productos a empresas, fabricantes y distribuidores del país, a licenciar nuestras marcas para que se distribuyan allí.

-¿Se refiere a venderlas en el mercado interior?
-En efecto. Creemos que es el momento adecuado para tratar de introducirnos en el país, el momento de ir tomando posiciones en un mercado cada vez más voraz.

-Hasta no hace mucho, la imagen que ofrecía China era la de una gran factoría.
-Y lo sigue siendo. De hecho, nosotros tenemos varios centros de producción en China desde hace muchos años, pero las cosas están cambiando a un ritmo vertiginoso. Ahora, además de producir, el consumo interior está creciendo de forma impresionante. Les encanta el diseño occidental y las marcas internacionales.

-¿Encontraron muchas trabas?
-Hay empresas muy potentes y redes de distribución local. Nosotros tenemos que encontrar una que haga las cosas bien, que comercialice nuestras colecciones en el mercado chino no de manera puntual, sino constante. Establecimos varios contactos, pero aún no hemos cerrado acuerdos. Tienes que saber muy bien con quién te vas a asociar.

-También es el paraíso de la falsificación.
-Hasta ahora no existía una cultura de respeto a patentes ni a marcas, pero la situación empieza a cambiar. Antes la venta de copias se hacía públicamente, a la vista de todos. Sin embargo, ahora hay que pasar a la trastienda. Ya no hay tanta impunidad.

-¿Tanto ha cambiado China?
-El cambio es espectacular, aunque sigue siendo un país de contrastes. Hay multimillonarios y una clase media que empieza a emerger, y al mismo tiempo, mucha pobreza. Las diferencias son muy grandes. En algunos lugares del país tienes la sensación de que te encuentras en cualquier gran ciudad occidental, llena de grandes edificios, de centros comerciales repletos, de gente tocando música rock. Sin embargo, cuando pasas al barrio de al lado el paisaje es radicalmente distinto.

-¿Y la gente?
-El contraste también es muy acusado. Una parte sigue respetando las costumbres tradicionales, y otra cada vez parece más occidental. A nivel general, se puede decir que se está perdiendo el sentido estético chino.

-¿Cómo incide allí la crisis?

-Les está afectando, como en cualquier parte del mundo, pero siguen creciendo a un ritmo del 8%. Cada vez hay más aeropuertos, más carreteras, más infraestructuras.

-¿Y a Joluvi, cómo le afecta la crisis?
-Se nota que hay menos consumo. El que tiene un buen anorak, no compra otro, tira con él. Pero por otra parte, las crisis también nos favorece. En tiempos de bonanza económica no importa pagar un plus por una gran marca pese a que la calidad es similar a otras como la nuestra, pero cuando hay que ajustar, el factor calidad-precio cobra mayor importancia.

-¿Ese es el punto fuerte de Joluvi?
-La calidad de nuestros productos es comparable a los de las marcas líderes del mercado, pero nosotros la ofrecemos a un precio inferior.

-¿Cómo lo consiguen?
-Gracias a una política de ahorro en los costes a todos los niveles. Por ejemplo, no invertimos cantidades bestiales en campañas publicitarias.

-¿Qué fórmulas utilizan para promocionar sus productos?
-Dirigimos nuestros escasos recursos a patrocinar deportistas, clubes y federaciones, a equiparlos con nuestros artículos. Así conseguimos que los promocionen y al mismo tiempo, nos ayudan a testarlos y a mejorarlos. Lo más importante es conseguir que el comercio profesional confíe en nosotros, que el público se decida a probar nuestros productos. Si la gente queda satisfecha, habremos dado un paso en nuestra lucha con las grandes marcas internacionales, que son con quienes competimos.

-¿Qué papel juega la venta por internet en el mercado de artículos deportivos?
-Depende. En artículos estándar, como por ejemplo un bote de pelotas de tenis, cada vez mayor, pero en otros, como unas botas o un anorak, la gente prefiere probar antes de comprar. El trato personal, el consejo cercano, continúa siendo muy importante.

Si quieres compartir...