• Actualidad Nacional
  • 26 de Jul, 2009

Decálogo del comercio en crisis

Las propuestas expuestas aquí forman parte de un decálogo fruto de un extenso informe sobre el estado del comercio en la región -elaborado por la Comunidad de Madrid, la CEIM, y el CES-, y buscan, según explicó ayer Arturo Fernández, presidente de los empresarios madrileños, que pese a la crisis y a la mala situación por la que atraviesa la economía española el comercio de Madrid «siga desempeñando un papel dinamizador y vertebrador».

Para Fernández, es imprescindible que se adopten con urgencia estas medidas para conseguir impulsar la actividad comercial. En la misma línea se expresó el consejero de Economía, Antonio Beteta, quien dijo que para el sector es «importante la renovación y la adaptación a los nuevos usos del ocio y del consumo» y que la forma de lograrlo es introducir propuestas «liberalizadoras» y «confianza». Salvador Santos Campano, presidente de la Cámara de Comercio, anunció por su parte un Congreso sobre el Comercio para el próximo mes de otoño, en el que también se debatirán las medidas necesarias para reactivar las ventas y el empleo en este sector. Pero ayer, las principales sugerencias eran estas:

1. Reducir cargas administrativas y fiscales: Hacer un mayor esfuerzo por reducir la carga administrativa y fiscal del comercio. En concreto, sería importante estudiar posibles incentivos a la modernización e inversiones en I+ D + i, así como bajadas impositivas del IRPF, tanto en el tramo estatal como autonómico, y del Impuesto de Sociedades.

2. Reducción de los costes laborales: En especial las cotizaciones empresariales, y aumentar las bonificaciones a las cuotas de la Seguridad Social para facilitar la incorporación de determinados colectivos al mercado laboral.

3. Mejorar la unidad de mercado: Para ello una de las prioridades debe ser fomentar el diálogo entre la Administración y las asociaciones u organizaciones.

4. Diseñar programas de estímulo del asociacionismo: La Comunidad de Madrid debe seguir potenciando el asociacionismo con el fin de mejorar la especialización, incrementar la eficiencia del comercio y aumentar su productividad.

5. Fomentar la formación: La asistencia técnica, y la utilización de nuevas tecnologías. Internet puede ser una herramienta de información, un escaparate para clientes, un canal de venta y de compra.

6. Centros Comerciales Abiertos: Dentro de este asociacionismo, requiere especial atención el fomento de los Centros Comerciales Abiertos (CCA). Los CCA son las agrupaciones de establecimientos comerciales independientes ubicados en las calles urbanas de un espacio concreto con una tradición comercial en la zona, vinculados entre sí a través de una sociedad y con una gestión externa común, con un criterio de unidad e imagen propia permanente, para realizar una oferta comercial conjunta.

7. Potenciar medidas de apoyo financiero, entre otras, el apoyo a la financiación flexible.

8. Potenciar la implantación de la norma de calidad UNE 175001: Permite distinguir a los comercios que lo tienen de su competencia.

9. Acometer actuaciones de carácter urbanístico: Reducir las restricciones urbanísticas, mejorar los accesos y la peatonalización de las zonas comerciales, dotar de más aparcamientos a las zonas comerciales, entre otras.

10. Revitalizar los centros urbanos: Modernización de los mercados municipales y mejorar servicios públicos como limpieza, alumbrado y seguridad.

www.abc.es

 

Si quieres compartir...