• Actualidad Nacional
  • 22 de Jul, 2009

Worten desembarca en España

En octubre de 2008, el grupo portugués Sonae, propietario de la cadena Sport Zone, adquirió los nueve establecimientos que tenía Boulanger en España. Seis meses más tarde, en abril de 2009, se presentaba oficialmente en nuestro país la marca Worten con un luminoso objetivo: convertirse en la cadena líder de este segmento. Para posicionarse en tan ambicioso puesto y hacer frente a la nada desdeñable competencia (Media Markt, PC City o El Corte Inglés, entre otros) la firma reconoce poseer una serie de cualidades que la hacen diferente al resto de jugadores, principalmente el hecho de tener una “personalidad propia”, como aseguran fuentes de la compañía, “además de otros valores agregados como el servicio postventa, planes de financiación, zonas de entretenimiento y prueba del producto, un agradable ambiente en las tiendas y una comunicación positiva con nuestros clientes”.

En cuanto a planes de negocio, Worten ha venido para quedarse, una vocación de permanencia que contiene visos expansionistas: “Nuestra visión para los próximos dos años es tener 15 puntos de venta en el territorio español”, indican esas mismas fuentes. De hecho, la inversión consolidada de la compañía, incluida su expansión en nuestro país, ascenderá a los 50 millones de euros. Y es que, como explican desde Portugal, “en Worten hemos emprendido con mucha ilusión, seriedad y visión estratégica la expansión de la marca en España y estamos centrando nuestros esfuerzos en su crecimiento”. No en vano, la marca pretende alcanzar los 40.000 metros cuadrados de área de venta, “duplicando la dimensión actual del negocio”.


Worten llega a España desde el país vecino pisando fuerte y con ganas de hacerse notar. Además de sus intensivas campañas publicitarias y promocionales y sus claras intenciones de copar el mercado con un mayor número de establecimientos, el hecho de pertenecer a un grande de la distribución como Sonae Distribuiçâo (del Grupo Sonae) ayuda bastante. Y es que, aunque para la cadena de tiendas este “formar parte de” sea más un estímulo que una ventaja, no hay que olvidar que detrás tiene a uno de los grupos privados portugueses más importantes. Se trata de una multinacional que posee un volumen de negocio consolidado que ronda los 4.600 millones de euros, que opera en 8 países y con intereses en diversas áreas de negocio.

Actualmente Worten cuenta con más de 120 puntos de venta en el territorio portugués.
 

Si quieres compartir...