• Actualidad Nacional
  • 15 de Jul, 2009

El pequeño comercio catalán exige más restricciones

Limitar la apertura de grandes superficies territoriales (GET) –las de más de 2.500 metros cuadrados– a los municipios de más de cien mil habitantes. Ésta es una de las principales medidas que pretende introducir la Taula del Comerç en la nueva ley de comercio que prepara la Generalitat y que el conseller Josep Huguet confía en poder aprobar antes de que acabe el año.

Los representantes de la mesa sectorial, que reúne a las organizaciones de pequeños y medianos comerciantes de Catalunya y a los sindicatos UGT y CCOO, entregaron ayer a Huguet sus propuestas y anotaciones al borrador de ley que el Govern les hizo llegar en mayo.

Su petición de limitar la apertura de GET a ciudades de más de cien mil habitantes es, en principio, más restrictiva que la ley actual, en la que se establece un escalado que limita la libre apertura de grandes establecimientos en función de la población del municipio.

Según la Taula del Comerç, “las GET sólo se deberían poder implantar en las tramas urbanas consolidadas (TUC) de los municipios de más de cien mil habitantes” y siempre y cuando estén cerca “de redes de transporte público interurbano” para que los clientes puedan ir “andando”.

Los pequeños comerciantes exigen, además, el mantenimiento de la licencia autonómica para este tipo de centros para poder “garantizar con eficacia la protección del derecho de los ciudadanos a disponer de una oferta diversificada que garantice la libertad de elección”.

Así, piden a la Generalitat que para otorgar la licencia tenga en cuenta que la gran superficie “no comporte una sobrecarga de las infraestructuras públicas ni de la red de servicios básicos” de la zona.

Por otro lado, la Taula del Comerç critica el borrador del Govern al advertir que “el concepto TUC debería ser muy preciso y nada subjetivo”.

En su opinión, el borrador “extiende el carácter de trama urbana consolidada a los espacios que son continuos a los usos residenciales”, lo que supone “ampliar” las opciones para construir nuevas grandes superficies. Así, defienden que la nueva ley “evite interpretaciones extensivas” y limite las TUC a las “tramas comerciales inseridas en usos residenciales”.

Consenso
Tras conocer las propuestas, el conseller Huguet admitió ayer que “el pequeño comercio busca ser un poco más restrictivo” a la hora de definir la TUC. “Lo podemos hablar”, afirmó, tras apuntar que la otra gran preocupación es que se “simplifiquen al máximo los trámites administrativos”.

Huguet recordó que el objetivo del Govern es aprobar la ley antes de acabar el año con el máximo consenso, por lo que próximamente se reunirá con Anged, la patronal de las grandes superficies.

La Taula del Comerç se reunió tambiñen ayer con Artur Mas (CiU) y mañana hará llegar sus propuestas al PSC, ERC, ICV y PP.

Si quieres compartir...