• Actualidad Internacional
  • 14 de Jul, 2009

Puma y los McCartney reivindican los lunes vegetarianos

Meat Free Mondays (Lunes sin carne) es una campaña iniciada por Paul McCartney y su hija, Stella McCartney, cuyo objetivo es reducir el consumo de carne para así contribuir a la protección del medio ambiente. La marca de artículos deportivos Puma se ha sumado a la campaña involucrando a sus empleados.

Puma ha exhortado a los 10.000 empleados con los que cuenta en todo el mundo a que, ya sea los lunes o cualquier otro día de la semana, prescindan de comer carne. El apoyo de Puma a la campaña Meat Free Mondays, por el momento, solo se ha difundido de manera interna, según informa Horizont.

La cantina de la sede central de Puma, en la localidad alemana de Herzogenaurach, ha dejado de ofrecer carne en el menú de los lunes, y el resto de comedores de las instalaciones de Puma seguirán la iniciativa. La campaña se basa en el hecho de que el metano que emite el ganado vacuno es uno de los causantes del calentamiento global, al tratarse de un gas de efecto invernadero.

La participación en la campaña se encuadra dentro de Puma Safe, uno de los elementos del programa de responsabilidad social corporativa de la marca, Puma Visions. Según ha declarado el presidente de la junta directiva de Puma, Jochen Zeitz, "Puma está en la vanguardia creativa en el campo de la responsabilidad de las empresas y ya ha emprendido numerosas iniciativas para minimizar los impactos negativos sobre nuestro planeta". Dentro de esas acciones se encuentra la medición de las emisiones de gas CO2 de las instalaciones de la marca, con el fin de reducir su huella de carbono.

Si quieres compartir...