• Actualidad Nacional
  • 13 de Jul, 2009

La nueva Ley de Comercio dividide el sector

El Consejo de Ministros elevó al Congreso de los Diputados el pasado viernes, 10 de julio, la nueva Ley de Comercio para su discusión y posterior aprobación. La decisión de dejar en manos de las comunidades autónomas la exigencia o no de una licencia comercial para la apertura de establecimientos ha dividido al sector. Los pequeños comerciantes aplauden el texto elaborado por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo por considerar que aporta transparencia, seguridad y simplifica los trámites actuales. Una opinión que no comparten desde la gran distribución.

Así, la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (Asedas) remarca que el texto que llega al Congreso puede generar más conflictividad y reducir la seguridad jurídica.

Para la Asociación de Cadenas Españolas de Supermercados (Aces) el Ejecutivo ha perdido la oportunidad que supone transponer la Directiva de Servicios europea al derecho español para clarificar el sistema de licencias comerciales y dar seguridad al sector. La Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged) también considera que se ha perdido la oportunidad de haber transformado y mejorar la eficiencia del sector español.

Tampoco convence a los consumidores la nueva Ley. La Organización de Consumidores y Usuarios (Ocu) considera que supone un retroceso en el proceso de liberalización del comercio y se ha desaprovechado la ocasión para establecer un modelo que aporte mayor competencia en precios y oferta.

A pesar de las críticas, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, indicó en la rueda de prensa posterior al Consejo, que el nuevo texto facilita y abarata la apertura de establecimientos, al eliminar trabas administrativas y simplificar trámites.

Si quieres compartir...