• Patrocinios
  • 21 de Jun, 2009

El Betis apuesta por la marca propia

Un enigmático anuncio apareció en la web oficial del Betis esta semana justificando que el 2 de julio «tendrás una nueva razón para ser bético». Con la que está cayendo en el club de las trece barras puede ser cualquier cosa, pero es algo tan habitual en estas fechas como la presentación de las nuevas equipaciones oficiales y este año hay variaciones importantes: al concluir el contrato con Kappa el Betis lanza RBB, una marca propia, que rompe la línea de camisetas ajustadas de las últimas campañas, apuesta por el naranja en la tercera equipación y se decide por el cuello de pico.

Kappa vestía al Betis desde 1995 y con la expiración del contrato el club heliopolitano ha utilizado la distribuidora de la firma italiana en España, radicada en Vitoria, para lanzar su propia línea de ropa deportiva oficial, como han hecho otros clubes. Esto, además, implica que Betis Moda (que comienza mañana su liquidación) no continúe.

Las equipaciones no serán elásticas y ajustadas como las de los últimos años y hay detalles significativos, como el tamaño del escudo, que es mucho mayor. La primera será, cómo no, verdiblanca y con múltiples rayas. Sus mangas serán verdes y las calzonas, blancas. La segunda también es relativamente clásica, puesto que será verde pero guardando unas costuras doradas y una destacada banda blanca en el pecho. Las calzonas serán negras en esta equipación, algo que también es habitual en el Betis.

Sin embargo, la novedad principal llega en la tercera camiseta, puesto que aparece el naranja por vez primera entre los colores oficiales del club verdiblanco quitando la de los porteros en las últimas temporadas. Es un color extraño para un equipo que suele combinar el verde, el blanco y, si acaso, el negro, aunque en tiempos recientes las marcas deportivas han ido arriesgando y se ha podido ver a los jugadores del Betis defendiendo su escudo vestidos de verde manzana, caqui, azul o verde agua. La camiseta naranja tendrá unos vivos blancos que bajan del cuello a las axilas y dos ondas blancas en los costados.

Las dudas que generan las marcas propias por la calidad de los productos es lo que más puede preocupar ahora al aficionado bético, ya que las grandes empresas de ropa deportiva sí utilizan modelos de última generación. La distribución sí parece garantizada, ya que la empresa que la realiza es la misma que hasta ahora. Resta por ver si se harán las camisetas suficientes para la demanda que pueda generarse, algo recurrente en los últimos tiempos.

www.abc.es

 

Si quieres compartir...