• Actualidad Internacional
  • 18 de Jun, 2009

Reebok quiere recuperar su hegemonía

Reebok quiere superar a Puma y convertirse en la tercera marca mundial de artículos deportivos en los próximos cinco años, pero se enfrenta a una dura lucha por reconstruir su anterior imagen de buena calidad. Después de años en los que el nombre de su marca se empañó cuando sus zapatillas comenzaron a venderse a bajos precios en los supermercados, junto a la carne y las cervezas. Su dueño, Adidas, el año pasado comenzó la mayor reestructuración en la historia de la compañía.

Después de fuertes inversiones en gestión, diseño y desarrollo, en optimizar las ventas y de hacer esfuerzos de marketing, Adidas espera que Reebok recupere su antigua gloria. Pero la reestructuración se convirtió en una difícil tarea debido a la pronunciada caída en la demanda provocada por la crisis financiera global. En el primer trimestre, Reebok registró una pérdida operativa de u$s 135 millones.

Uli Becker, CEO de Reebok, es conciente de la presión que recae sobre él pero confía en que, con las medidas tomadas, la marca estadounidense de artículos deportivos despegará cuando la economía se recupere. Él cree que Reebok se convertirá en el principal motor de crecimiento de Adidas. “Queremos saltar al tercer puesto del podio dentro de cinco años”, señaló refiriéndose al cuarto lugar que ocupa Reebok detrás de Nike, Adidas y Puma.

Pero reconoce las críticas que dicen que Adidas tardó demasiado en reorganizar Reebok después de comprarla a principios de 2006 como arma en su lucha contra su principal rival, Nike. Becker llegó a Reebok en 2006 proveniente de Adidas, donde se desempeñaba como director de márketing.

www.cronista.com

 

Si quieres compartir...