• Actualidad Nacional
  • 10 de Jun, 2009

El IPC cae siete décimas y marca un nuevo mínimo

El Indice de Precios al Consumo (IPC) se mantuvo sin cambios en mayo respecto al mes anterior, pero bajó siete décimas en tasa interanual, hasta situarse en el -0, 9%, una décima más de lo que se esperaba a tenor del dato avanzado del IPC armonizado (IPCA), que situaba la variación interanual de los precios en el -0, 8%, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE).

De esta forma, la inflación alcanzó en mayo un nuevo mínimo histórico, tras encadenar su décimo descenso consecutivo. En concreto, desde 1961, año en el que se inicia la serie histórica del IPC, nunca se había experimentado una tasa interanual tan negativa de crecimiento de los precios.

Esta tasa del -0, 9%, la tercera consecutiva en valores negativos, contrasta con la obtenida en mayo de 2008 (4, 6%), uno de los meses en los que los precios mantenían una senda ascendente debido al encarecimiento del petróleo.
Con esta tasa del -0, 9%, la inflación interanual se aleja y mucho de los máximos cercanos al 5% que alcanzó durante el verano pasado, cuando los precios tocaron 'techo' en el mes de julio, con un IPC del 5, 3%. A partir de entonces, la inflación comenzó a descender.

En total, desde julio de 2008 hasta mayo de 2009, el IPC se ha reducido más de seis puntos, aunque, de momento, el Gobierno ha descartado una situación de deflación (el FMI considera que hay deflación cuando los precios decrecen durante dos trimestres consecutivos).

Por su parte, la inflación subyacente (que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados) se situó en mayo en el 0, 9%, cuatro décimas inferior a la tasa de abril, mientras que el Indicador de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) alcanzó el -0, 9% interanual, siete décimas menos que en el mes anterior.

La caída de la inflación interanual se debió principalmente a la caída de precios en transporte, cuya tasa anual se redujo casi dos puntos respecto a abril, hasta el -9, 1%, como consecuencia de que los carburantes y lubricantes se han encarecido menos este año que en 2008. De hecho, el organismo estadístico destaca que la tasa anual de esta parcela, del -24%, es la más baja registrada desde agosto de 1986.

También contribuyó al descenso interanual de los precios el abaratamiento de los alimentos y de las bebidas no alcohólicas, que disminuyeron su tasa anual siete décimas, hasta el -0, 8%, su valor más bajo desde octubre de 1997. Las frutas frescas, la carne de ave y la leche son los alimentos que más influyeron en esta evolución.

Si quieres compartir...