• 08 de Jun, 2009

La primera gran superficie en Andorra, a punto para su inauguración

La primera gran superficie comercial de Andorra, que abrirá sus puertas el próximo 17 de julio, generará 400 puestos de trabajo directos, según ha informado Lorenzo Abella, integrante del grupo Sociedad de Centros Comerciales (SCC). El nuevo gran centro comercial estará ubicado en una de las principales arterias comerciales del país, en el inicio de la avenida Carlemany de Escaldes-Engordany, justo al final de la conocida avenida Meritxell de Andorra la Vella.

El que ha venido a denominarse Illa Carlemany, según ha adelantado Lorenzo Abella, está levantado sobre una superficie de 5.000 metros cuadrados y consta de tres plantas subterráneas con más de 600 plazas de aparcamiento, cuatro plantas comerciales y dos más, con pisos y oficinas.

La apertura de este centro comercial, el primero de estas características que se pone en marcha en el Principado, generará 400 puestos de trabajo directos, según Abella, que cifra en 38 millones de euros la inversión realizada.

El gerente de Illa Carlemany, que es propiedad de la familia andorrana Sangrà, reconoce que es "casi un milagro" que en los momentos de crisis económica por los que atraviesa todo el mundo la ocupación del centro comercial sea del "cien por cien".

La denominada planta cero del edificio estará ocupada en buena medida por un supermercado de la marca francesa Monoprix de 3.000 metros cuadrados, al que le rodearán varios comercios de servicios complementarios. El que Lorenzo Abella define como "centro de las marcas" contará con 65 espacios comerciales más, de entre 500 y 80 metros cuadrados, que acogerán por primera vez en el Principado y de forma individual marcas como Hugo Boss, Nike, Espirit o Tommy Hilfiger.

"Algunas de estas marcas tenían ganas de entrar en el mercado andorrano por sí solas, pero no disponían de un espacio para ubicarse en el centro físico del comercio andorrano y ahora han visto la oportunidad de hacerlo", comenta Abella. También sostiene que el centro "no canibalizará" al resto de comercios de la zona e incluso asegura que contribuirá a "reforzarlos".

Por encima de estos 65 comercios, habrá una zona de restauración con una oferta que irá desde los menús de las conocidas marcas de comida rápida hasta espacios para un público que prefiera un servicio más personal y con platos más elaborados. También habrá cinco salas de cine, entre ellas, por primera vez en Andorra, una para ver proyecciones en tres dimensiones.

Los alrededor de 50.000 metros cuadrados edificables los acabarán de ocupar un gimnasio, una veintena de oficinas y más de ochenta pisos, que no estarán disponibles hasta los meses de septiembre y octubre próximos.

El edificio ha sido diseñado por el arquitecto andorrano Pere Aixàs, que ha tenido en cuenta el uso de energías renovables a la hora de su construcción.

Illa Carlemany contará con pantallas solares, que servirán para generar parte de la electricidad; un sistema que minimizará el uso de los aires acondicionados, según las necesidades de cada momento; o unos baños ecológicos que no utilizan agua.

La construcción del centro comercial comenzó en septiembre de 2003 y casi seis años después abrirá sus puertas el próximo 17 de julio.

 

Si quieres compartir...