• Actualidad Nacional
  • 13 de May, 2009

El 67% de bicicletas del Bicing tiene fallos

Tras más de dos años de funcionamiento, los fallos del Bicing al fin están cifrados. Y confirman la sensación de sus abonados: el sistema municipal de alquiler de bicicletas falla. El RACC ha elaborado una auditoría sobre el estado de las bicicletas (no sobre la organización del servicio) que refleja que el 67% presentan fallos. De los 2.270 vehículos analizados, sólo un 33% presentaba un estado "óptimo"; un 55% tenía defectos "leves", mientras que un 12% era inutilizable.

El concejal de Mobilitat, Francesc Narváez, atribuyó las cifras al "uso intensivo" y al "incivismo". Sin autocrítica, aseguró que la auditoría "coincide" con la "percepción" del Consistorio e insistió en que el principal problema detectado -las luces se ha solucionado.

Curiosamente, el concejal insistió en que la falta de luces, que afecta a la mitad de bicicletas, "no comporta ningún peligro", algo que contrasta con la ordenanza de circulación que el Ajuntament actualizó para las bicicletas obligando al uso de luces. Narváez también afirmó que "el abonado no nota que una bicicleta no lleva timbre", tercer fallo más detectado tras los frenos.

Multas de hasta 700 euros

El RACC recomienda que el usuario pueda comunicar fácilmente si una bicicleta está deteriorada con "inventiva" del servicio e "implicación" del abonado. También "priorizar" la retirada de las bicicletas no utilizables "con regularidad" y la reparación del resto. El Ajuntament aseguró ayer que "se está renegociando la contrata" con Clear Channel para que haya más personal en las calles.

Pero Narváez quiso ayer hacer énfasis en el "bandalismo" y anunció que desde el lunes la Guàrdia Urbana iniciará una campaña de vigilancia que prevé multas de hasta 700 euros, aplicando la Ordenanza de Civismo. Y es que en la última celebración en Canaletes, la factura de desperfectos del Bicing ascendió a 400.000 euros.

 

Si quieres compartir...