• Actualidad Nacional
  • 30 de Abr, 2009

Los sindicatos exigen a adidas que no cierre las instalaciones de Reebok en Elche

Los secretarios generales de CC OO y UGT, Pascual Pascual y María Gracia Aguilera, reclamaron ayer públicamente de la multinacional alemana Adidas, la propietaria actual de Reebok y de la central en España, cuya sede se encuentra en Elche, que dé marcha atrás en su intención de cerrar las instalaciones de la calle Antonio Machado, así como en la propuesta de trasladar a más de sesenta trabajadores a las dependencias que Adidas tiene en Caspe (Zaragoza) y la propia capital maña.

Pascual comentó, por un lado, que "aquí la Generalitat ha subvencionado a las empresas que se iban a fabricar fuera", y, por otro, explicó que "Adidas compró Reebok y esta empresa ha quedado como una comercial. La organización del trabajo es facultad exclusiva de la empresa, pero eso supone una actitud dictatorial. En Elche este tipo de experiencias ya las trajo la empresa Calzados Martínez Valero, cuando propuso a sus trabajadores de Elche ir al taller de Callosa. Creo que en Elche tenemos un parque industrial que reúne mejores condiciones que las que pueda ofrecer Zaragoza", señaló.
María Gracia Aguilera, la secretaria de UGT, indicaba que "Adidas está poniendo excusas y saca a relucir que les cuesta mucho el alquiler de los locales que tiene en Elche (los de Reebok) para obligar a sus trabajadores a un traslado que es inconcebible. La empresa debería tener más sensibilidad y responsablidad con unos trabajadores que han formado parte de la historia de Reebok. El traslado que están proponiendo a los trabajadores, con la condición de que es la única alternativa para mantener sus puestos de trabajo es, en realidad, un expediente enmascarado con esa posible oferta de trasladarse a otro lugar".

Por su parte, el alcalde de Elche, Alejandro Soler, afirmó ayer que se pondrá a disposición del comité de empresa "para conocer la situación en todos sus extremos y procurar que los trabajadores no se vean perjudicados".
Soler aclaró que el Ayuntamiento no puede interferir en decisiones de una empresa privada, pero sí anunció que actuará como mediador para "colaborar en lo que sea necesario y en todos los ámbitos posibles", incluida la posibilidad de que Adidas continúe en Elche.

Si quieres compartir...