• Actualidad Nacional
  • 29 de Abr, 2009

adidas cerrará las instalaciones de Reebok en Elche a finales de año

El proceso de absorción de Reebok por Adidas ha llegado a Elche y lo ha hecho con toda su crudeza. Después de que el empresario ilicitano Francisco Borja se desvinculara totalmente de Reebok España y el director general de Adidas España, Guenther Weigl, se haya hecho cargo de las instalaciones de la calle Antonio Machado, los planes de la multinacional alemana pasan por cerrar la que hasta ahora había sido sede central de Reebok para España y trasladar a toda o parte de la plantilla a las instalaciones que Adidas tiene en Caspe (Zaragoza) y en la propia capital del Ebro.

Adidas ya ha comunicado verbalmente esta decisión a los más de 60 trabajadores de la sede de Elche, que se reparten entre el almacén y las oficinas. El cierre está previsto para final de año. De todas formas, según han señalado fuentes del comité de empresa, esta decisión debe ser comunicada formalmente a la Dirección Provincial de Trabajo.

La multinacional, según indicaron en el seno del comité de empresa, ha alegado motivos relacionados con un descenso de las ventas, instalaciones de Elche deficientes y, en resumidas cuentas, la necesidad de abordar una mejor gestión de los recursos.

Sin embargo, la plantilla no parece compartir estos criterios y mucho menos, la exigencia que ha marcado Adidas de un traslado obligatorio a Zaragoza, si se quiere mantener el puesto de trabajo. En caso contrario, siempre según fuentes del comité de empresa, Adidas ofrecería una indemnización de 20 días por año trabajado. En Elche la mayoría de los trabajadores de Reebok tienen ya cierta antigüedad y, con la excepción quizás de cuatro o cinco, la propuesta de trasladarse a Zaragoza ha caído fatal. El comité, de hecho, ya ha puesto este tema en manos de asesores para valorar posibles alternativas.

Casi todos los empleados de Reebok o son de Elche o tienen su vida hecha aquí, con vivienda, familia y demás cargas. Un traslado forzoso sería "inviable" para la mayoría, según indicó ayer un representante del comité de empresa. Ante esta situación, el comité pretende negociar todo lo que sea necesario y, concretamente, el apartado de las indemnizaciones, ya que considera que los 20 días por año trabajado son inaceptables por insuficientes.

Por otro lado, según explicaron desde el comité, aunque la Dirección Provincial de Trabajo debe dar su visto bueno a esta operación, los trabajadores no confían demasiado en la Administración pública y consideran que contra las decisiones de integración de las multinacionales poco se puede hacer.

Francisco Borja afirmaba en febrero que entre Elche y Barcelona, donde está el centro de diseño, Reebok cuenta con unos 150 empleados. Borja dijo esperar que Adidas respetara la actual estructura laboral de Reebok España. Este periódico intentó ayer ponerse en contacto con la dirección de Adidas, si bien desde Elche se indicó que no había ningún responsable disponible para poder hablar.

http://www.diarioinformacion.com

Si quieres compartir...