• Actualidad Internacional
  • 19 de Abr, 2009

La crisis dispara la venta online de zapatos deportivos en China

La venta de zapatos por Internet aumenta día a día en China gracias a la crisis económica, ya que los consumidores se decantan por productos más baratos que ofrecen las tiendas online, explicó Tim Li, uno de los propietarios de Okay Buy, el portal de zapatillas deportivas más grande del gigante asiático. "Antes los consumidores eran más impulsivos y compraban lo que veían en las tiendas, pero ahora se lo piensan mucho más a la hora de elegir, y son muchos los que optan por Internet", argumenta Tim.

La empresa abrió hace menos de dos años y según el joven emprendedor, una de las razones de no lanzar la web antes fue porque "muchos pensamos equivocadamente que a la gente le gusta probarse los zapatos antes de comprarlos". Sin embargo, después de comprobar el éxito del portal de venta de zapatos estadounidense zappos.com, con unos ingresos anuales de 100 millones de dólares (73,4 millones de euros), Tim y su socio lo tuvieron claro. "El mercado de zapatos chino es uno de los más grandes del mundo, China tiene un potencial increíble en este negocio, por lo que valía la pena arriesgarse e introducir el producto online", apuntó.

A pesar del éxito de las ventas -un crecimiento del 20%- la empresa todavía prefiere no arriesgarse con marcas desconocidas y mantiene contratos con firmas de la talla de Nike, Puma, Adidas o Reebok, que suponen el 90% de sus ventas.

"En China -dice Tim- hay ciudades muy pequeñas que no poseen tiendas con marcas de zapatillas de este tipo y nosotros se las mandamos con unos gastos de envío de tan sólo un euro, por lo que muchas veces nuestros clientes consiguen las deportivas a mitad de precio que en los establecimientos".

Lucha contra las falsificaciones

Una de la grandes batallas de la web son las falsificaciones en el gigante asiático, por eso sólo trabajan "con fábricas, el 90% de ellas establecidas en China y un diez por ciento en Tailandia, que suministran cientos de miles de zapatillas a Adidas y Nike". "Los productos de imitación se hacen muy bien en China, tenemos que ser muy prudentes y negociar con las mejores marcas", apunta el empresario.

China es uno de los países que más denuncias internacionales recibe por sus falsificaciones y productos de mala calidad. Las autoridades anunciaron, el pasado mes de marzo, que en 2008 requisaron artículos falsificados por valor de 221,4 millones de dólares (171 millones de euros).

Este mes Nike, la mayor empresa de calzado, ropa y complementos deportivos del mundo, demandó a una cadena china de supermercados y a una compañía de ropa por copiar el logotipo de su marca "Air Jordan".

Pero a pesar de la amenaza que supone la industria de las falsificaciones, el propietario del portal de Internet está convencido de que "los chinos quieren cosas auténticas, comprar productos de marcas conocidas, de buena calidad y con garantías".

El éxito de Okay Buy se basa, según Tim, en que son los únicos que poseen un almacén en Pekín donde guardan todas las zapatillas. "Antes nos quedábamos muy fácilmente sin el producto y teníamos que devolver el 40% de los pedidos. Ahora, sin embargo, son muy pocas la veces que reembolsamos algo porque siempre tenemos las deportivas a disposición del cliente".

"Si la evolución de la empresa sigue así de bien, dentro de unos años estaremos capacitados para comprar el portal estadounidense zappos.com ", concluye.

www.cincodias.com


 

Si quieres compartir...